Editorial

El trueque en el Congreso

Posted on

17 de octubre de 2017 – Por: Ing. Jairo Vargas.

La política, como todos sabemos, juega un papel preponderante en la vida del común de la gente, como inmigrantes vemos, como cualquier acción que tome el Ejecutivo o el Congreso, afecta de una manera muy significativamente nuestras vidas. Un impacto que cambia nuestro futuro y el de nuestros hijos, y que, quienes tienen a cargo el papel de afectar nuestras vidas, seguramente no conocen nuestra real situación ni mide con profundidad el efecto de su decisión. Son muy pocas, poquísimas las variables que toman en cuenta para resolver la ecuación de vida de millones de familias inmigrantes, los mueven no el bienestar de las comunidades inmigrantes, mas bien el de conseguir el beneplácito de quienes tienen el poder de su partido.

Esto nos coloca en el plano de meditación, sobre las decisiones que en materia migratoria toman personas que no conocen realmente la situación de las familias y con seguridad, como dije anteriormente, no son conscientes realmente del daño, el dolor y el sufrimiento que puedan causar su fallo al aprobar leyes o proyectos que cortan los sueños de los inmigrantes que vivimos en este Patria de Libertades.

Somos indefensos ante las decisiones que en muchos temas se toman, muchos no nos damos cuenta de sus efectos hasta que no somos víctimas de ellos y en muchos casos ya es muy tarde.

Vemos como se convierte en “moneda de cambio” la angustia de cientos de miles de soñadores por conseguir la aprobación de otras leyes.

Dreamers a cambio del Muro con México

Esa es la propuesta del Ejecutivo, ustedes me dan plata para la construcción del muro que separe la frontera de EEUU y México y yo… puedo construirles un mejor futuro a los jóvenes inmigrantes indocumentados. Eso sí: no tendrán acceso jamás a la nacionalidad estadounidense.

O sea que, ya el muro no lo van a pagar los mexicanos sino nosotros los contribuyentes, aunque como sabemos esa no es la última palabra en el tema, ya hemos visto como ha cambiado de opinión 3 veces en 35 días sobre los ‘dreamers’,

Lo cierto y es que según el último planteamiento dado por la Casa Blanca en ese aspecto, a partir del mes de marzo ese grupo de población, formado sobre todo por personas de entre 20 y 30 años, iría regresando progresivamente a la ilegalidad de la que les sacó Barack Obama de manera temporal en 2012, para asegurarse el voto latino en las elecciones de ese año. (en esa oportunidad fue el anterior presidente que uso los “dreamers” como moneda política).

En ese tema, la única opción sobre la mesa migratoria fue la que Sessions dejó abierta al Congreso: que aprobara en 6 meses una ley que aclarara de forma definitiva el estatus legal de los ‘dreamers’.

Recordemos que ocho días después, de su decisión de eliminar el DACA, Trump daba un giro de 180 grados y alcanzaba un acuerdo provisional con los líderes de la oposición demócrata del Congreso, Nancy Pelosi (Cámara de Representantes) y Chuck Schumer (Senado) que permitiría a los ‘dreamers’ continuar en EEUU a cambio de un refuerzo de la seguridad de la frontera que no incluía el famoso muro. Un muro que, a juzgar por el anuncio de la Casa Blanca el domingo pasado, ya no va a pagar México, sino el contribuyente de Estados Unidos.

Ahora la pelota está en el campo del Congreso (por hablar con términos futbolísticos) Ahora, el Congreso quiere iniciar el proceso para discutir la ley de los ‘dreamers’. Es una idea que parece destinada al fracaso, porque es muy difícil, si no imposible, que el Partido Republicano acuerde una postura común. Si los republicanos no han sido capaces de votar algo en lo que estaban de acuerdo, como era el desmantelamiento de la reforma sanitaria de Barack Obama, ¿cómo van a lograrlo con algo que les divide, como es la inmigración?

Y justo en este momento la Casa Blanca ha enviado al Legislativo nada menos que 18 recomendaciones – entre ellas, el muro – Otras medidas son que los inmigrantes ilegales menores de edad dejen de recibir un tratamiento especial, y que sean objeto de deportación como cualquier otro, para así frenar la llegada de niños que huyen de la violencia de países de América Central como Honduras, Guatemala, y El Salvador, y que frecuentemente son víctimas de mafias de traficantes de personas. También se incluye el aumento del número de jueces, fiscales, y agentes del orden que combaten la inmigración, así como nuevas restricciones a los viajeros a EEUU. La concesión de permisos de residencia permanente (la llamada ‘Green Card’) se verá endurecida, para favorecer a personas “que puedan ser asimiladas con éxito”.

Realmente el jugo político sigue, sin importar la suerte de millones, es una pena, que primen los intereses partidistas antes que el bien común, los inmigrantes son “moneda de cambio” para obtener votos, garantizar curules y obtener aprobaciones de proyectos de ley; han sido y seguirán siéndolo.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
jairo@latino-news.com
Latino News, LLC

 

Click to comment

Lo más leído

Latino-news - Todos los derechos reservados © 2017.