Mundo

Empieza el plan de paz de Annan en Siria tras cese de hostilidades

EFE- El Consejo de Seguridad de la ONU inició en un “ambiente de consenso”, las negociaciones sobre un proyecto de resolución que permitirá el envío a Siria de hasta 30 observadores desarmados para comprobar el respeto al alto el fuego acordado por las partes, informaron fuentes diplomáticas.

“Las negociaciones avanzan por el momento en un ambiente de consenso”, aseguró a Efe una fuente del Consejo de Seguridad, cuyos miembros mantuvieron hoy un encuentro en el que Estados Unidos, Francia y Reino Unido presentaron un borrador que debe servir para autorizar el envío inicial de observadores al país árabe.

El proyecto de resolución habla concretamente de un equipo inicial de “hasta 30 observadores militares desarmados”, que deberán tratar con las partes e informar sobre “la aplicación del cese de la violencia armada en todas sus formas y por todas las partes”.

“Es muy importante lograr que el Consejo de Seguridad actúe con rapidez para que se pueda salvar cuanto antes la burocracia y tener observadores lo antes posible sobre el terreno”, añadió la citada fuente, que subrayó el respaldo unánime del Consejo a los planes del enviado especial para Siria, Kofi Annan.

Fue Annan quien pidió hoy al Consejo de Seguridad que autorizara “lo antes posible” el envío de observadores a Siria, después de que a primeras horas de este jueves comenzara el cese de hostilidades entre las fuerzas gubernamentales sirias y los grupos de oposición.

El Consejo de Seguridad planea así reunirse mañana para acabar de negociar el texto y con la supuesta intención de aprobar una resolución que, en su borrador, reafirma el apoyo al plan de paz de Annan y solicita a Damasco que cumpla “visiblemente” y “en su totalidad” con los compromisos alcanzados con el mediador.

El texto pide además al Gobierno de Bachar al Asad que facilite el despliegue del número de observadores militares que se crean necesarios para velar por el cumplimiento del plan de paz, y que garantice la seguridad de los mismos, ya que no contarán con el respaldo de seguridad habitual de una misión de la ONU.

El proyecto de resolución asegura además que, “si el Gobierno sirio no cumple con sus compromisos”, el Consejo de Seguridad planteará “mayores medidas como considere adecuado”, aunque las amenazas de mayor acción contra Damasco nunca han recibido la aprobación de Rusia y China, miembros con poder de veto.

El plan de paz de Annan exige a todas las partes el inmediato fin de la violencia y de las violaciones de los derechos humanos, así como asegurar el acceso de personal humanitario al país, facilitar la transición política siria hacia la democracia, el inicio del diálogo político y permitir el acceso de la prensa, entre otros.

Pese a la entrada en vigor del alto el fuego, al menos 20 personas murieron este jueves en Siria por la represión de las fuerzas leales al régimen de Al Asad, la mayoría en las provincias de Homs (centro) e Idleb (norte), informaron los opositores Comités de Coordinación Local.

Desde que comenzó el conflicto sirio hace más de un año, más de 9.000 personas han muerto, 200.000 han tenido que huir de sus casa y son desplazados en el interior del país, y unos 30.000 se han refugiado en los países limítrofes, según datos de la ONU.

Foto: Cortesía de http://www.prensa-latina.cu

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »