Latinoamérica Hoy

En Bolivia siguen protestando

El presidente boliviano, Evo Morales, enfrenta otra semana de protestas, la séptima consecutiva, con un paro nacional de 48 horas de conductores desde el lunes pasado y una huelga general de 72 horas desde el miércoles pasado convocada por la Central Obrera Boliviana (COB), entre otros conflictos.

Los médicos y los trabajadores de la salud pública están en huelga desde marzo contra un decreto de Morales que aumenta su jornada laboral de seis a ocho horas, con cierres de vías hacia Brasil y Argentina y choques con la policía, y la mantienen a pesar de que Morales anunció el viernes de la semana pasada que suspendía la medida.

Entretanto, los indígenas de la Amazonía que se oponen a una carretera en la reserva natural Tipnis continúan su marcha hacia La Paz para pedir al presidente que no insista en ese proyecto.

Los conductores piden al alcalde de La Paz, el centroizquierdista Luis Revilla, ex aliado de Morales, que retire una ley que busca reordenar el caótico tráfico en la ciudad y pone en marcha un proyecto de transporte masivo que los sindicatos de conductores rechazan porque temen que les quite fuentes de empleo.

El Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana, que agrupa a rectores, profesores y alumnos de universidades públicas, iniciaron un paro indefinido y movilizaciones callejeras este lunes, en busca de más recursos y en apoyo a los médicos y a la COB (la mayor organización sindical del país).

En pocas palabras, el descontento por el gobierno boliviano es casi generalizado. Así, mientras unos protestan por horarios laborales, otros se oponen a la construcción de vías, otros al reordenamiento del tráfico de la ciudad, y otros, en busca de recursos y por solidarizarse con otras causas. / Efe.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »