Latinoamérica Hoy

En estado crítico dos disidentes cubanos en huelga de hambre

La salud de la histórica disidente cubana Martha Beatriz Roque, de 67 años, se encuentra en estado crítico después de seis días en huelga de hambre en su domicilio de La Habana. Con esta medida quiere exigir la liberación del preso político Jorge Vázquez Chaviano. Roque no está sola. Otros 25 cubanos de la región oriental, del centro de la isla y de la capital se han ido sumando al ayuno durante en los últimos días.

15 Septiembre 12 – MADRID – Goyo G. Maestro

De todos ellos, Roque es la más mayor y Yadira, de 22 años, la huelguista más joven. Nueve permanecen en prisión y el resto, en sus domicilios. En la misma casa donde se encuentrra Roque hay otras cinco personas que se niegan a ingerir alimentos y que forman parte de la Red de Comunicadores Comunitarios.

Economista, cabeza visible de la disidencia cubana y diabética, Martha Beatriz Roque, ha sufrido hipoglucemia y diarreas en las últimas horas. Se ha negado a ir hospital y al principio de esta semana declaró que “seguirá hasta las últimas consecuencias”, tal y como explica a este periódico la opositora Idania Sánchez, que acompaña a Roque durante la huelga de hambre en La Habana. “Martha está en un estado crítico. Seguimos con extrema vigilancia su salud”, añadió la opositora, quien afirmó que Roque ha dejado escrito su testamento.

Las mismas fuentes también informan de que Jorge Luis García Pérez, de 47 años y conocido como “Antúnez” -líder del grupo opositor Frente Nacional Resistencia Cívica Orlando Zapata-, es el otro huelguista en “estado crítico” tras sufrir “síncopes cardiacos”. Tiene lagunas mentales y se niega a ir al hospital porque teme que sea reanimado “por médicos al servicio del Gobierno”. Tanto Roque como Antúnez participaron en sendas huelgas de hambre en 2009.

El caso de Chaviano ha causado sorpresa en la disidencia cubana. Fue condenado en febrero de 2011 “por actividades económicas ilícitas” y desde entonces tenía restringidos los desplazamientos por el país. En marzo de este año, cuando salió de su localidad, en Villa Clara, con destino a La Habana para asistir a la misa del Papa Benedicto XVI fue detenido por las fuerzas del Estado.

Según la condena, Chaviano tendría que haber sido liberado el pasado 9 de septiembre. Sin embargo, el preso ha sido trasladado a una celda de castigo y su familia no ha sido informada. El portavoz para Cuba de Amnistía Internacional, Gerardo Ducos, ha asegurado que la prolongación de la estancia en prisión en Cuba es algo “inusual” y, por tanto, “preocupante”.
Hernández Martínez, esposa de Chaviano, sostiene que la condena por un supuesto delito económico esconde la intención del Gobierno cubano de castigar a un opositor “que había logrado despertar el activismo político en Sagua la Grande”.

El Gobierno no se mueve

Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional de Cuba, señala que el Gobierno “no se ha movido ni un milímetro desde que comenzó la huelga” y explica que éste “es un recurso extremo y muy arriesgado por el alto costo humano que tiene para quienes los siguen”.

Sánchez recuerda que en fechas recientes han muerto dos cubanos en huelga de hambre, Orlando Zapata en 2010, y Wilmar Villar a principios de año. “Gobiernos de otros países a veces ceden ante este tipo de medida, pero no el Gobierno arrogante de Cuba, que permanecerá impasible ante el impacto internacional de esta noticia”.

La iglesia católica ha mostrado su preocupación por el deterioro de salud de los huelguistas. A su vez, la vicepresidenta de la Comisicón Europea, Neelie Kroes, alabó el coraje de Roque y de sus compañeros, mientras que el congresista republicano por Florida, Mario Díaz-Balart, les dio su apoyo incondicional.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »