Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Erdogan dice que habría que juzgar a Alemania por proteger a terroristas

3 de marzo de 2017 – EFE.

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, ha criticado hoy las cancelaciones de actos de varios ministros turcos en Alemania y ha dicho que ese país debería ser “procesado” por proteger a terroristas.

“No dejan hablar a mi ministro de Economía. (…) Se le debería (a Alemania) juzgar por proteger y acoger a terroristas”, afirmó el jefe del Estado durante un discurso en Ankara.

Tayyip Erdogan ha denunciado que Alemania prohíbe a sus ministros pedir en Alemania el voto para la reforma constitucional
Reuters.

Durante todo el día, Ankara y Berlín ha cruzado duras acusaciones tras cancelarse en Alemania tres mítines de dos ministros turcos que iban a pedir el voto a favor de la reforma constitucional para reforzar el poder del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

Las cancelaciones azuzan una espiral de desencuentros que arrancó hace meses entre estos dos países con estrechos lazos económicos, políticos y sociales y que amalgama desde el acuerdo sobre los refugiados entre Turquía y la UE al encarcelamiento de un corresponsal turco-alemán en Estambul, pasando por los recortes de libertades que han seguido al fallido golpe de Estado en Turquía.

“Si ustedes (Alemania) quieren trabajar con nosotros, deberán aprender a comportarse”, advirtió hoy el ministro turco de Exteriores, Mevlüt Cavusoglu, cuyo departamento convocó ya ayer al embajador alemán en Ankara para pedirle explicaciones.

“El hecho de que el país intente evitar tales actividades es una indicación del doble rasero de Alemania y de Occidente en general”, añadió el jefe de la diplomacia turca, quien acusó a Berlín de tratar de impedir la reforma, que se decidirá en referéndum el próximo 16 de abril.

La portavoz adjunta del Gobierno alemán, Ukrike Demmer, recalcó que en ningún caso fue decisión del Ejecutivo la cancelación de estos actos y que se ha limitado a tomar nota de las medidas adoptadas a nivel local.

Apenas unas horas después, los responsables de un pabellón de Frechen (oeste de Alemania) negaron el permiso a un mitin del titular de Economía turco, Nihat Zeybekci, para este domingo, alegando que no podían ponerlo a disposición de un acto de estas características.

Ya ayer se canceló unas horas antes de su celebración un acto del ministro turco de Justicia, Bekir Bozdag, en Gaggenau (sur de Alemania), pues el Ayuntamiento consideró que el local elegido no cumplía los requisitos de seguridad.

La Alcaldía de Gaggenau tuvo que ser desalojada hoy tras recibir una amenaza de bomba, que quedó en nada y que la policía cree ligada a la anulación del mitin.

Además, ayer se anunció que no se autorizaba el acto electoral que iba a protagonizar Zeybekci el domingo en Colonia, ya que el recinto elegido no tenía permiso para acoger actividades de carácter político.

Sí que se mantiene por ahora una intervención este domingo del ministro turco de Economía en Leverkusen, indicaron hoy los organizadores, que destacaron que se trata de un pequeño acto sin carácter político.

El ministro de Exteriores turco acusó a Berlín de dar cobijo a terroristas y golpistas y no permitir hablar a sus colegas: “Éste es el país que permite a los terroristas del (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) PKK celebrar sus reuniones, pero hace campaña contra Erdogan”. El PKK está prohibido en Alemania, que lo considera un grupo terrorista.

En líneas similares, Bozdag suspendió ayer un encuentro con su homólogo germano, Heiko Maas, y tachó de inaceptable que “las autoridades alemanas no permitan un mitin con la comunidad turca, mientras dan lecciones de derechos humanos, democracia y libertad de expresión”.

Maas, en una carta a Bozdag, calificó hoy de “desproporcionado” el encarcelamiento del periodista turco-alemán Deniz Yücel, acusado de propaganda terrorista, y alertó de que el Gobierno turco está demoliendo el Estado de derecho.

Esta cadena de hechos viene a agravar unas relaciones bilaterales ya deterioradas a raíz del golpe de estado del pasado julio en Turquía, por los repetidos llamamientos de Berlín a que Ankara respetase los derechos humanos.

La lista de agravios incluye, por parte turca, la extradición de militares que han pedido asilo a Berlín desde la asonada -y a los que acusa de golpistas- y el fin de la investigación sobre unos imanes turcos, detenidos recientemente en Alemania por colaborar con el espionaje de Ankara.

De fondo está además el acuerdo, impulsado por Alemania, entre la UE y Turquía para que este país ayude a detener el flujo de refugiados hacia Europa y que Erdogan ha amenazado en ocasiones con anular.

En Alemania viven unos 3,5 millones de ciudadanos de origen turco, de los que 1,4 millones están habilitados para participar en la consulta constitucional.

Según la agencia turca Anadolu, Çavusoglu y su homólogo alemán, Sigmar Gabriel, acordaron hoy por teléfono reunirse el próximo miércoles, aunque Berlín no ha confirmado este extremo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *