La nación

Estados Unidos elimina la protección migratoria de 55.000 hondureños

Donald Trump, este viernes durante su discurso ante la Asociación Nacional del Rifle, en Dallas. NICHOLAS KAMM. AFP.

Los afectados tienen 18 meses para abandonar el país o regularizar su situación. La medida se suma a la ya aplicada a liberianos, haitianos o nicaragüenses

4 de mayo de 2018 – Washington – Agencias.

Estados Unidos ya le ha enseñado la puerta a 55.000 hondureños. La Administración de Donald Trump anunció este viernes que terminará con la protección temporal migratoria de la que gozaban estos ciudadanos y tienen hasta enero de 2020 para abandonar el país o regularizar su situación como cualquier otro extranjero. La medida se suma a las aplicadas ya a liberianos, nicaragüenses o salvadoreños, que también han perdido recientemente esta protección para personas que huyen de desastres naturales o conflictos violentos.

El Estatus de Protección Temporal (TPS en sus siglas en inglés) fue aprobado por el presidente Bill Clinton en 1999 para los hondureños que se encontraban en Estados Unidos a raíz del huracán Mitch. El Gobierno considera que ya no ha lugar este permiso de vivir y trabajar en el país. El deterioro radical de las condiciones de vida por aquel desastre “ha disminuido a tal grado que ya no debería ser considerado sustancial”, según la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen. En esta línea, sostiene que “la designación actual de TPS debe finalizar”.

Trump está impulsando medidas para restringir la inmigración legal e ilegal en Estados Unidos. El fin de varios programas especiales de protección se enmarca en este giro. También ha dejado en el aire el futuro de los dreamers, como se conoce a los jóvenes migrantes que fueron traídos de niños a EE UU de forma irregular y han crecido en el país.

Para los hondureños, ver acabar una protección que ha durado tantos años significa que los más jóvenes deben regresar a un país del que apenas recuerdan nada. Marlon Tabora, embajador de Honduras en EE UU, advirtió de que el país no está en condiciones de repatriar a decenas de miles de personas. “Estas familias han vivido en Estados Unidos durante 20 años y reintegrarlas en el país no será fácil si deciden volver”, señaló, según informa Reuters.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »