La nación

Estadounidenses desperdician el 40% de su comida

Los estadounidenses están desperdiciando el 40% de su comida, lo que equivale a $165 mil millones en alimentos no consumidos anualmente, según un nuevo análisis realizado por el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC).

“Como nación, esencialmente estamos tirando a la basura uno de cada dos pedazos de comida que se cruzan en nuestro camino. Esto significa dinero y recursos preciosos perdidos”, dijo Dana Gunders, científica para el Programa de Alimentos y Agricultura de NRDC.

El informe de NRDC, “Desperdiciado: Cómo Estados Unidos está perdiendo hasta un 40 por ciento de sus alimentos en la basura desde la granja hasta la mesa”, analiza los más recientes estudios científicos y los datos del gobierno sobre las causas y la magnitud de las pérdidas de alimentos en todos los niveles de la cadena de suministro de alimentos de EE.UU. Además, el informe proporciona ejemplos y recomendaciones para reducir estos residuos. Las principales conclusiones son:

– Los estadounidenses tiran a la basura el 40% de nuestro suministro de alimentos cada año, valorado en cerca de $165 mil millones;
– La familia estadounidense promedio de cuatro termina por tirar un equivalente de hasta 2.275 dólares al año en alimentos;
– Los residuos de alimentos son el principal componente de los residuos sólidos en vertederos sanitarios de Estados Unidos;
– Sólo una reducción del 15% de las pérdidas en el suministro de alimentos de los EE.UU. ahorraría suficiente comida para alimentar a 25 millones de estadounidenses cada año;
– Se ha dado un salto de 50% en los residuos de alimentos de EE.UU. desde la década de 1970.

Las causas
Las causas de las pérdidas en nuestro sistema alimentario son complejas, pero hay áreas problemáticas importantes. A nivel minorista, supermercados y otros vendedores están perdiendo tanto como $15 mil millones anuales en frutas y verduras sin vender, lo que resulta en que casi la mitad de todos los comestibles no sean comidos.

De hecho, las frutas y verduras frescas se desperdician más que cualquier otro producto alimenticio, incluyendo mariscos, carnes, granos y lácteos, en casi todas las etapas de la cadena de suministro. Algo de esto es evitable. Por ejemplo, los minoristas pueden detener la práctica de la abundancia innecesaria en las exhibiciones de sus productos, lo que sí acelera la descomposición de los alimentos.

Pero los consumidores también son un importante contribuyente al problema ya que la mayoría de las pérdidas de alimentos se producen en los restaurantes y las cocinas de la nación. Una razón importante son las porciones grandes, así como los sobrados no consumidos. Hoy en día, los tamaños de las porciones son de dos a ocho veces más grandes que el promedio de las porciones aconsejadas por el gobierno.

Propuestas de solución
El aumento de la eficiencia de nuestro sistema alimentario es una solución que requiere esfuerzos de colaboración de empresas, gobiernos y consumidores. En resumen:
– El gobierno de EE.UU. debe establecer metas nacionales para la reducción de residuos.
– Las empresas deben aprovechar las oportunidades para reestructurar sus operaciones, reducir las pérdidas de alimentos y ahorrar dinero.
– Los consumidores pueden desperdiciar menos alimentos haciendo sus compras con prudencia, cocinar sólo la cantidad que se necesita, y reutilizar sus sobras.

“No importa cuán sustentablemente nuestra comida se cultive, si no se come, no es un buen uso de recursos”, dijo Gunders. “Afortunadamente, hay maneras de abordar el problema de los residuos de alimentos, y todos pueden jugar un papel”. / NRDC.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »