Ciencia y Tecnología

Estrellas que «comen» planetas

Un trabajo de varias universidades, como publica la NASA, da a conocer el caso de un astro que «engulle» a un planeta, ya que en su superficie hallan restos de un mundo rocoso

4 Noviembre 12 – – Agencias.

Un equipo internacional de astrónomos ha capturado recientemente cómo una estrella devoraba a uno de los planetas de sus sistema. La estrella responde a la designación de BD 48 740, una gigante roja –once veces mayor que el Sol en estos momentos– que se observa con el Telescopio Hobby-Eberly –de unos 9,2 metros– del Observatorio McDonald en Texas (EE UU). El astro parece tener el humo de un planeta abrasado en su atmósfera, los expertos han apuntado que podría corresponder a un mundo rocoso, recientemente destruido.

Ante este suceso, la comunidad internacional se pregunta si podría ocurrir lo mismo con la Tierra. Algunos científicos como Alex Wolszczan, miembro del equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Penn (Pensilvania, EEUU), manifiestan su rotundidad al afirmar que «un destino similar puede esperar a los planetas interiores de nuestro sistema solar, cuando el sol se convierte en una gigante roja dentro de unos cinco mil millones de años».

Como publica la NASA, los investigadores que han dedicado sus trabajos de especialización a la evolución estelar exponen que desde hace tiempo los planetas interiores –aquellos más próximos a las estrellas de su sistema– se hallan en peligro. Sin embargo, se trata de un problema a largo plazo, en un futuro lejano, cuando el núcleo del Sol se quede sin combustible de hidrógeno para la fusión nuclear. Para mantener el fuego ardiendo, el Sol comenzará a expulsar hidrógeno fuera del núcleo, en una capa cerca de la superficie estelar. Esto convertirá al astro del Sistema Solar en una gigante roja, por lo menos 200 veces más grande de lo que es hoy. Posiblemente entonces, Mercurio, Venus, Tierra y Marte podrían ser engullidos por el Sol.

Armagedón «solar»

Sin embargo, los expertos no muestran una certeza contundente sobre este posible futuro del planeta. Algunos investigadores creen que la órbita espiral terrestre podría situarla fuera del radio de acción, lo que mantendría al planeta en una distancia segura frente al infierno que se avecinaría sobre ella.

Esto podría ocurrir en el caso de que los vientos solares consiguieran transportar una fracción significativa de la masa del Sol durante los años previos a la fase de gigante roja. Otra de las teorías, barajadas por los investigadores, defiende que nuestra estrella podría llegar a expandirse tan rápidamente que nuestro planeta no tendría ninguna posibilidad de escape. Así, la Tierra se quedaría atrapada en la espiral del Sol; que se acercaría rápidamente hacia la atmósfera y la engulliría.

Por ahora, las observaciones de gigante roja BD 48 740 apoyan y dan crédito a la segunda posibilidad. «El análisis espectroscópico que hemos realizado de forma detallada de BD 48 740 revela que esta gigante roja contiene una elevada cantidad de litio», manifiesta MonikaAdamow, quien dirigió el estudio desde la Universidad Nicolás Copérnico (Torun, Polonia). Algo que sorprendió, ya que este elemento se destruye fácilmente en las estrellas y encontrarlo en una gigante roja es extraño.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »