Mundo

Europa lanza un mecanismo de pagos para esquivar las sanciones comerciales de Trump a Irán

La jefa de la diplomacia europea, este jueves en Bucarest. ROBERT GHEMENT. EFE.

La jefa de la diplomacia de la UE defiende el acuerdo nuclear con Teherán como “clave para la seguridad de la región”

31 de enero de 2019 – Bucarest – Agencias.

Francia, Alemania y Reino Unido anunciaron este jueves la creación de un mecanismo de pagos para que las empresas europeas puedan esquivar las sanciones a Irán impuestas por Estados Unidos. Ese sistema, según explicaron los ministros de Exteriores de los tres países, trata de sortear el bloqueo de operaciones comerciales “lícitas” que no estén denominadas en dólares y salvar el acuerdo nuclear con Teherán, que venía reclamando un vehículo efectivo para mantener el pulso económico exterior. La Alta Representante de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, aplaudió esa decisión y recordó que sigue apoyando el acuerdo nuclear con Irán “por la razón de que está funcionando”.

La creación de ese Vehículo con Cometido Especial (SPV por su nombre en inglés, Special Purpose Vehicle) es considerada por la UE como una medida clave para proteger las transacciones financieras entre empresas e Irán que son legales en Europa pero no en Estados Unidos.

El ministro de Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, explicó que el nuevo instrumento para apoyar los intercambios comerciales llevará el nombre de INSTEX y tendrá su sede en París. Según informó Reuters, los tres países serían accionistas de ese instrumento, al que esperan que se sumen otros países. Le Drian compareció junto a sus homólogos alemán, Heiko Maas, y británico, Jeremy Hunt, tras la primera jornada de la reunión informal de ministros de Asuntos Exteriores que se celebra este jueves y viernes en Bucarest (Rumania).

La Administración de Donald Trump dispuso, en una de las decisiones más controvertidas de su mandato, romper el acuerdo nuclear con Teherán y restablecer “al máximo nivel” las sanciones contra el régimen. EE UU impuso las sanciones sobre todos los sectores estratégicos de Irán: energía, transporte y finanzas, incluido el banco central del país. Esa campaña “de máxima presión” incluía, además, 700 compañías y personas con los que el resto del mundo no podía hacer negocios si no querían afrontar duras sanciones por parte de Estados Unidos.

Como consecuencia de esa decisión, pocas horas después de que materializara la amenaza de Trump, el sistema internacional de comunicación interbancaria Swift anunció el cierre del acceso a varios bancos iraníes, lo que dejaba prácticamente aislado al sistema financiero del país.

“Pleno cumplimiento” de Irán

La UE rechazó de inmediato la retirada de Estados Unidos del pacto nuclear [JCPOA, por sus siglas en inglés]. A la entrada de la reunión, Mogherini recordó que los 13 informes elaborados por el Organismo Internacional de la Energía Atómica muestran un “pleno cumplimento” de Irán de los compromisos adquiridos. “Es un elemento clave para la seguridad de la región”, atajó Mogherini.

Desde que Trump anunciara la imposición de sanciones, la UE ha ido lanzando medidas para que el JCPOA pueda seguir adelante sin Estados Unidos. En agosto activó el Estatuto de Bloqueo, que trataba de impedir una desbandada de empresas europeas de Irán con la prohibición de que obedecieran a Trump. Además, se armó del Banco de Europeo de Inversiones (BEI) para articular un primer sistema que permitiera a las empresas europeas e iraníes librarse de los bancos estadounidenses. Este pasaba por incluir a Irán en la lista de países beneficiarios del banco público, que tiene un programa exterior dotado de 32.000 millones de euros para el periodo 2014-2020.

Sin embargo, las autoridades iraníes venían reclamando un método más efectivo para canalizar sus exportaciones, sobre todo energéticas. Para ello, los tres países europeos que están en el llamado grupo 5+1 (los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania) han culminado el diseño del vehículo que debe permitir que las empresas europeas puedan comerciar con Irán sin la amenaza de EE UU.

Fuentes diplomáticas dudaron este miércoles de que grandes corporaciones europeas –como British Airways, Total, Siemens o Meliá— se arriesguen a tratar de burlar las sanciones de Trump mediante este mecanismo, por el riesgo de quedarse incluso sin poder hacer negocios en Estados Unidos. Sí consideraron, en cambio, que pueden beneficiarse de esa medida pequeñas y medianas empresas que mantienen relaciones comerciales con Irán.

A pesar del apoyo al tratado nuclear, la UE no ha dudado en imponer sanciones a Irán cuando ha considerado que sus acciones suponían una deriva autoritaria. Así lo hizo después de que Holanda acusara a Teherán de haber orquestado el asesinato de dos ciudadanos de origen iraní en suelo holandés en 2015 y 2017. Las sanciones consisten en incluir a dos iraníes y una entidad dependiente del Ministerio de Seguridad de ese país en la lista terrorista de la UE.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »