Mundo

Filipinas se prepara para la llegada del potente tifón Mangkhut

Soldados del ejército filipino practican cómo practicar maniobras de rescate terrestre y acuático. ROLEX DELA PENA. EFE.

Los meteorólogos prevén olas de siete metros, inundaciones y deslizamientos de tierra

13 de septiembre de 2018 – Manila – AFP.

Miles de personas han comenzado a ser evacuadas en el norte de Filipinas ante la próxima llegada a las costas de ese país del tifón Mangkhut, prevista para este sábado. Las autoridades han precisado que un total de diez millones de filipinos viven en las regiones que serán afectadas por la llegada de Mangkhut, que se prevé que alcance tierra con ráfagas superiores a 250 kilómetros por hora.

“Las evacuaciones preventivas están en curso en los municipios costeros”, ha señalado este jueves un portavoz del Gobierno local de Lizon, la principal isla del archipiélago filipino. Los meteorólogos prevén que el tifón ocasione olas de más de siete metrros en las costas, así como fuertes precipitaciones que pueden causar deslizamientos de tierra e inundaciones.

En Manila, los servicios de protección civil han precisado que las localidades posiblemente afectadas por la llegada del tifón acondicionarán edificios municipales para la recepción de evacuados y dispondrán de alimentos y raciones de emergencia. Por su parte, La Cruz Roja y la Media Luna Roja han comentado también que se preparan para la llegada de un tifón que esperan que cause “daños importantes” en el país.

Además de a Filipinas, los meteorólogos creen que Mangkhut golpeará también las costas de Hong-Kong. Las autoridades de la ex colonia británica están preparando ya a la población para la llegada del potente tifón, después de que el observatorio meteorológico apuntara que Mangkhut es una “amenaza considerable” y apelara a la “prudencia”.

El archipiélago filipino es golpeado cada año por alrededor de una veintena de tifones que ocasionan en torno a un centenar de muertes y contribuyen a extender la pobreza de las poblaciones golpeadas. Haiyan, uno de los tifones más violentos que hasta la fecha ha alcanzado las costas del país, causó más de 7.000 muertos y desaparecidos cuando golpeó las islas centrales en 2013. El supertifón llegó a alcanzar vientos superiores a los 315 kilómetros por hora.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »