Mundo

Hallan estatuilla esculpida en meteorito

Gracias al blog de la revista Nature, sale a la luz una historia que pareciera sacada de la saga de Indiana Jones, en donde hay involucrados nazis, una estatuilla sagrada de Buda robada y algo fuera de este mundo.

En efecto, la estatuilla budista conocida como “hombre de hierro” que la expedición nazi al Tíbet del año 1938-39 se trajo de vuelta a Alemania, parece estar realizada con los restos del meteorito Chinga, que se estrelló en la frontera entre Mongolia y Siberia hace entre 10.000 y 20.000 años.

La figura, de 24 centímetros de alto y 10 kilos de peso, despertó rápidamente la curiosidad de la expedición nazi debido a la esvástica que aparece grabada bajo el pecho del dios Vaisravana. La expedición, que había viajado a aquellas lejanas tierras en busca del origen de la raza aria, la robó y se la llevó a Alemania.

En un trabajo publicado en la revista Meteoritics & Planetary Science, el equipo de la Universidad de Stuttgart responsable del hallazgo, informa acerca de su análisis del hierro, níquel, cobalto y trazas de otros elementos de una muestra de la estatua, así como de su estructura.

De este modo, descubrieron que la geoquímica de la figura coincide en sus valores con las mostradas por fragmentos del meteorito Chinga. Con este hallazgo, la figura se convierte en el tercer fragmento más grande hallado hasta la fecha de ese meteorito.

Elmar Buchner de la Universidad de Stuttgart, sugiere que la obra pudo haberse realizado en el siglo XI de nuestra era por la cultura Ben, pero el origen exacto de la estatua (al contrario de lo que sucede con el meteorito) es desconocido. / Agencias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »