México

Kate del Castillo y «El Chapo» pretendían invertir en EE UU

15 de enero de 2016 – Puebla (México) – Agencias.

La historia con tintes de telenovela entre la actriz Kate del Castillo y el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera comienza a adquirir un tono de mayor gravedad ante la intención de las autoridades mexicanas de investigar las conversaciones sostenidas entre ambos personajes a través de mensajes de Blackberry y su relación, que podría ser más que sentimental. Al enredo se sumaron las revelaciones publicadas por el diario «El Universal», según el cual la película autobiográfica de «El Chapo» era sólo uno de varios negocios que pretendía impulsar con ayuda de la protagonista de «La reina del sur», que incluirían acuerdos comerciales en los que el capo mexicano llevaría a cabo inversiones en empresas registradas en Delaware (Estados Unidos) por lo que entran ya de lleno en el asunto las autoridades judiciales del vecino del norte.

Unos artesanos preparan una piñata con la figura de «El Chapo» en Reynosa.

Unos artesanos preparan una piñata con la figura de «El Chapo» en Reynosa.

Tras la difusión de los mensajes de texto en los que el narcotraficante más buscado del mundo promete a la actriz cuidarla «más a que sus ojos», el ministro de Gobernación mexicano, Miguel Ángel Osorio Chong, confirmó que la Fiscalía iniciará investigaciones, y admitió que la entrevista con el actor Sean Penn y las conversaciones con Del Castillo fueron elementos que contribuyeron al éxito de la operación en la que se logró la captura de Guzmán Loera, aunque no los principales. Desde finales del mes de agosto, la Policía mexicana conocía ya la ubicación correcta del líder del cártel de Sinaloa. El romanticismo que aparentan esos mensajes comienza a enturbiarse con la investigación que realizan el Departamento del Tesoro de EE UU y la Fiscalía mexicana en torno a la posibilidad de que «El Chapo» realizara transferencias de dinero para llevar a cabo su película autobiográfica, pero también para concretar otros negocios con la mayor discreción posible, lo que en realidad no ocurrió, pues el personal de inteligencia ya vigilaba los movimientos de la actriz. Según «El Universal», Kate del Castillo trató de disimular una reunión con los abogados de «El Chapo» con un paseo en trajinará (una embarcación adornada con flores) en la tradicional zona de Xochimilco. Los posibles negocios en los que se habría involucrado la actriz podrían haber violado a la Ley de Designación de Traficantes Extranjeros en Estados Unidos, norma que prohíbe a los ciudadanos estadounidenses –Del Castillo recibió la nacionalidad en septiembre de 2015– realizar actividades de este tipo con criminales. Además de que se considera que pudo brindar apoyo al rey de la droga por no revelar su ubicación. La consecuencia legal, que incluiría diez años de prisión, podría alcanzar a los productores asociados del filme, Fernando Javier Sulichin y José Ibáñez Martín Piran, de nacionalidad española, según informa el periódico.

A los rumores sobre las relaciones de «El Chapo», un nuevo personaje se suma a la historia: Lucero Guadalupe Sánchez López, una diputada local del derechista Partido de Acción Nacional por el Estado de Sinaloa, territorio natal del narcotraficante. De acuerdo a medios mexicanos que citan información de Inteligencia del Gobierno, la mujer habría pasado el Año Nuevo con el capo. Ya en septiembre de 2014 el nombre de la legisladora saltó a la luz por visitar con documentación falsa a «El Chapo» en la prisión del Altiplano.

Entre las últimas acciones de las autoridades mexicanas, destaca la detención de Mauricio Sánchez Garza, tesorero del narcotraficante Juan José Esparragoza Moreno «El Azul». Está acusado por los delitos de extorsión y lavado de dinero, y EE UU reclama su extradición. «El Azul» era considerado el negociador del cártel de Sinaloa.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »