Mundo

La anorexia sería una enfermedad genética

De acuerdo con un nuevo estudio realizado por científicos británicos, existe una relación entre la anorexia y ciertos factores genéticos, en tanto que el cerebro de quienes la padecen tiene una parte muy pequeña que permanece inactiva.

De acuerdo con Bryan Lask, profesor líder de la investigación en la Unidad de Desórdenes Alimenticios del Hospital Great Ormond Street, hay una parte del cerebro llamada ínsula, de tamaño muy pequeño que, en casos de predisposición genética, dejaría de funcionar.

“Sospechamos que hay una anormalidad en la ínsula, que no funciona bien, y eso tiene un efecto en todo el cuerpo”, dijo Lask.

El científico confirmó que en las resonancias magnéticas que su equipo realizó entre los sujetos de la investigación, la ínsula aparecía inactiva en las personas con diagnóstico de anorexia.

Hasta hoy, se ha considerado a la anorexia como una enfermedad asociada a factores psicológicos que alteran la forma como la persona evalúa y percibe su propia imagen corporal, los alimentos y la nutrición.

Sin embargo, esta nueva investigación demuestra que también hay factores genéticos asociados, los cuales podrían ser intervenidos con tratamientos para encontrar una cura.

Los tratamientos actuales para la anorexia, una enfermedad de la que hay pocas estadísticas precisas, se enfocan en que los pacientes recuperen su peso. Pero, de acuerdo con el profesor Lask, son necesarias las intervenciones tempranas y los tratamientos especializados. / Agencias.

Foto: Cortesía de: http://planocreativo.wordpress.com

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »