Latinoamérica Hoy

La Asamblea Constituyente ratifica a Maduro como presidente de Venezuela

Nicolas Maduro y su mujer Cilia Flores a su llegada a la sesión de la Asamblea Constituyente. Reuters.

11 de agosto de 2017 – Caracas – EFE.

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela ratificó hoy a Nicolás Maduro como jefe de Estado, de Gobierno y como “comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana” (FANB), horas después de que el mandatario se pusiera a su disposición.

La Asamblea aprobó por unanimidad ratificar a Maduro “como presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, jefe de Estado y de Gobierno, comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, dice el acuerdo leído por el constituyente Aristóbulo Istúriz durante una sesión especial.

En este documento se señala que Maduro “ha cumplido cabalmente con todos sus deberes y obligaciones constitucionales” y que además es “un soporte fundamental” para las decisiones de la ANC.

Además la ANC considera al presidente al que ha ratificado este jueves en todos sus cargos como “una garantía para el actual proceso democrático de transformación integral” del país.

La Asamblea Nacional Constituyente celebró hoy su tercera sesión plenaria con una convocatoria especial a la que asistió Maduro, a quien le fue entregado un acuerdo de apoyo al jefe de Estado ante los “ataques imperiales” de Estados Unidos.

Durante esta sesión, que tuvo lugar en el Palacio Legislativo, Maduro ofreció un discurso de aproximadamente tres horas y entregó a la ANC su proyecto de Constitución, que aseguró es el mismo del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), su antecesor.

La Asamblea Constituyente fue electa el pasado 30 de julio y tiene más de 500 integrantes, todos ellos afines al Gobierno, con la misión de refundar el Estado.

Este organismo, con competencias casi ilimitadas, ha sido rechazado por la oposición venezolana y no reconocido por buena parte de la comunidad internacional.

La ANC tiene la facultad para destituir y nombrar a cualquier autoridad del Estado, dictar y reformar leyes e implementar decisiones sin necesidad de pasar por ningún otro poder, como lo hizo con la polémica destitución de la fiscal general Luisa Ortega, tras un breve período de confrontación entre ella y Maduro.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »