Mundo

La crisis migratoria marca el paso de la reunión entre Rajoy y Merkel

31 de Agosto de 2015 – Berlín – Agencias.

«Como un castillo encantado yace ahí». Así lo describió Theodor Fontane, el escritor alemán del realismo poético, quien situó en él a su Effi Briest, su joven heroína quebrada bajo el peso de las convenciones prusianas del siglo XIX.

En la «joya barroca del norte», hoy reconvertido por el Gobierno alemán para albergar a huéspedes de alto rango, Angela Merkel recibió ayer al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Ha pasado justo un año desde que la canciller visitara la catedral de Santiago de Compostela e hicieran un tramo del camino. Entonces, la canciller emplazaba al presidente Mariano Rajoy a conocer su tierra natal, aunque, por las distancias, se quedó en un bello paraje a tan sólo 70 kilómetros de Berlín.

Rajoy conversa con Merkel en el castillo de Meseberg al inicio de la cumbre informal que ambos van a protagonizar durante dos días. EFE.

Rajoy conversa con Merkel en el castillo de Meseberg al inicio de la cumbre informal que ambos van a protagonizar durante dos días. EFE.

«Mariano, welcome», le dijo la canciller al bajar el presidente del vehículo. Tras la primera foto, ambos entraron al castillo, donde pernoctaron, para cambiarse con ropa más cómoda. Ella, con pantalón crema, camisa blanca y zapatillas. Él, con camisa azul, vaqueros y deportivas. La bilateral hispano-alemana comenzaba así en los bucólicos parajes de Schloss Meseberg, en un paseo de siete kilómetros alrededor del lago.

Rajoy se sorprendió de la coincidencia de que una familia se estuviera bañando en el lago. Los niños saludaron en alemán y la canciller intercambió con ellos unas palabras. Uno de los pequeños quiso demostrar cómo se tiraba al agua desde el puente de madera y el presidente español le aplaudió.

A 37 grados, ambos mandatarios se cruzaron en el paseo con numerosas mariposas blancas y hasta de fondo se podía escuchar a un gallo que cantaba sin cesar. Los dos recordaron el camino que el año pasado les llevó por los bosques de eucaliptos y los compararon con los alemanes de haya.

Durante el trayecto, los dirigentes marcaron el paso y pasaron revista a la situación actual que se vive en Europa, como la reforma de la unión económica y monetaria, el momento que vive Grecia –una vez convocadas nuevas elecciones para el próximo 20 de septiembre–, la situación de Siria, de los refugiados y Mercosur.

De hecho, a preguntas de los periodistas sobre el número de refugiados que podría acoger España, el presidente del Gobierno respondió «estamos hablando ahora de eso», mañana –por hoy– hablamos. La actualidad impuso en la agenda el asunto prioritario en estos momentos en Europa: los refugiados. La UE celebrará una cumbre extraordinaria el próximo 14 de septiembre y los dos jefes de gobierno la prepararon ayer.

Mariano Rajoy busca el apoyo de Angela Merkel a tres meses de las elecciones generales y la canciller alemana tiene al presidente como ejemplo de que las políticas reformistas que ella propugna en la Unión Europea pueden implantarse con éxito, ya que funcionan.

De hecho, el mandatario español en su equipaje llevaba un mensaje alentador: la cuarta economía de la zona euro vuelve a crecer –y lo hace con fuerza–. El Gobierno de Madrid cuenta con un plus del 3,1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en este año.

Esto es casi el doble que la tasa de crecimiento prevista para Alemania, unos datos por los que en el país germano se considera al presidente Mariano Rajoy como «el alumno modélico en Europa» y así lo publicaba un periódico alemán, donde el jefe del Ejecutivo recogió los principales hitos de la economía española, tras la aplicación del plan reformista del Gobierno.

La conversación a dos también continuó durante la cena que compartieron e incluso hoy durante el desayuno, donde es previsible que el presidente del Gobierno comente sus expectativas ante las elecciones generales que se celebrarán en España a finales de año. Se prevé que incluso el desafío soberanista en Cataluña sea otro de los asuntos a tratar y al que se espera que responda hoy a los medios de comunicación durante la rueda de prensa conjunta que tendrá lugar tras la bilateral.

Según fuentes de La Moncloa, Rajoy también se interesó por el accidente pirotécnico ocurrido ayer en Zaragoza y preguntó a sus colaboradores por la evaluación de la situación. El presidente está siguiendo al detalle los pormenores que se van conociendo del suceso que se ha cobrado la vida de cinco personas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »