Mundo

La Eurocámara exige al UKIP 172.000 euros malgastados por conflictos de intereses

22 de noviembre de 2016 – Agencias.

La Eurocámara exigió ayer al Ukip que devuelva 172.000 euros de un total de 507.623 fondos europeos “malgastados” en la campaña de las elecciones generales británicas y en el referéndum del Brexit, por implicar un “conflicto de intereses”.

El líder del partido UKIP, de Nigel Farage EFE.

El líder del partido UKIP, de Nigel Farage
EFE.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y sus catorce vicepresidentes mantuvieron una reunión a puerta cerrada para analizar un informe del servicio financiero de la institución sobre las actividades de la Alianza para la democracia directa en Europa (ADDE), formación que integra al partido de Nigel Farage, que ahora se declara “líder interino” hasta que le encuentren sustituto. Tras el triunfo del Brexit, el eurofóbo abandonó su cargo, pero tuvo luego que volver por una crisis interna de la formación.

El documento, al que ha tenido acceso la agencia Efe, sitúa en 507.623 euros el total de fondos “malgastados” solicitados por este partido para actividades no autorizadas para su financiación europea. A estos se suman otros 33.000 euros destinados a la fundación de la formación, también utilizados de manera inapropiada. De estos gastos, 172.654,92 euros corresponden a fondos que ya fueron desbloqueados por el Parlamento Europeo, por lo que el UKIP deberá devolver esta suma. El resto de la cuantía, que debía ser transferida al partido a final de este año, quedará bloqueada tras esta decisión.

Los auditores externos que han elaborado el informe precisan que han identificado “un conflicto de intereses”. Entre otros gastos, revelan una inversión de 14.500 euros para la recolección de firmas del referéndum sobre el Brexit celebrado el pasado 23 de junio. El grupo ADDE destinó también supuestamente parte del dinero que ahora reclama Bruselas para las elecciones locales en Escocia y Gales. Un portavoz del Ukip aseguró que tanto sus 15 eurodiputados como los otros 20 de partidos europeos integrados en el ADDE “han cumplido siempre las reglas de la UE”.

Pese al informe, Farage sigue subido a la cresta de la ola tras convertirse en el primer político en ser recibido en persona por el presidente electo norteamericano Donald Trump. El líder eurofobo fue el único que apostó por la victoria del magnate y ahora también ha vaticinado el triunfo de la líder del Frente Nacional en las elecciones previstas en Francia para el 2017: “Si gana Le Pen, se acabó la UE”, declaró.

Con todo, su propio partido, tachado de xenófobo y racista, está sumido en una profunda crisis que augura incluso su desaparición. Cuando Farage anunció su dimisión, su sucesora, Diane James, tan sólo aguantó 18 días en el cargo y ayer ésta comunicó que dejaba el definitivamente el partido porque las relaciones con sus correligionarios son “cada vez más difíciles”. La joven promesa de la formación, Steven Woolfe, también dimitió el mes pasado tras ser hospitalizado por un altercado con un compañero durante una reunión en Estrasburgo. “El Ukip está en la espiral de la muerte”, dijo entonces. La semana que viene, la formación deberá elegir representante y la batalla se decide ahora entre el “faragista” Paul Nuttall y la “rebelde” Suzanne Evans.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »