Mundo

La fiscalía italiana investiga a Carola Rackete, capitana del ‘Sea-Watch 3’, por tráfico de inmigrantes

Carola Rackete, la capitana de la nave humanitaria 'Sea-Watch 3'.

Salvini pide que detengan a la comandante de la nave y a la tripulación mientras cinco países de la Unión Europea aceptan hacerse cargo de los 40 inmigrantes

28 de junio de 2019 – Roma – Agencias.

El acoso contra la capitana Carola Rackete, comandante de la nave Sea-Watch 3  y enemiga número uno ya del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ya ha comenzado. La fiscalía ha anunciado que abre una investigación contra ella por favorecer la inmigración clandestina y por desobedecer a un buque de guerra que advirtió a la capitana de que no podía entrar en aguas territoriales italianas sin autorización para desembarcar a 42 personas rescatadas.

En una conferencia de prensa por Skype desde el barco, la capitana se ha mostrado dispuesta a asumir las consecuencias legales. “Estoy segura de que la justicia italiana reconocerá que la ley del mar y los derechos de las personas están por encima de la seguridad y el derecho de Italia a sus aguas territoriales”, ha señalado Rackete. “Afrontaré todo con el apoyo de nuestros abogados. Ahora solo quiero que las personas puedan bajar a tierra”, ha agregado. No es la primera vez que se abre una investigación de este tipo en Italia y la mayoría de las veces ha terminado siendo desestimada.

La nave, tras más de dos semanas con el pasaje a bordo (dos inmigrantes bajaron anoche cuando se sintieron mal), sigue a pocas millas del puerto de Lampedusa. Italia no piensa aceptar que los 40 restantes desembarquen hasta que otros países de la Unión Europea se comprometan a hacerse cargo de ellos. La decisión está cerca y parece que Francia, Alemania, Luxemburgo, Portugal y Finlandia se repartirán a los pasajeros que la nave rescató a en aguas libias y que decidió que no llevarlos de nuevo al país africano por considerar que no es un puerto seguro.

La nueva ley aprobada por el Ejecutivo italiano (el decreto Seguridad Bis) establece que cualquier ONG que entre en aguas territoriales sin la autorización correspondiente se expone a una multa de 50.000 euros y hasta 15 años de cárcel para sus responsables. Según esa nueva norma, la Fiscalía de la ciudad siciliana de Agrigento ha comenzado a investigar a Rackete.

La ONG ha reaccionado a la noticia a través de Twitter. “Tomamos nota de la inscripción de nuestra capitana en el registro de investigados”, escribió la portavoz de Sea Watch Italia, Giorgia Linardi. Pero nadie a bordo ha recibido todavía una confirmación oficial de la noticia. Un extremo que también apuntó Rackete durante una rueda de prensa a través de Skype con los corresponsales extranjeros en Italia. “Yo también he oído los rumores, pero no he recibido ninguna notificación”. La Sea-Watch 3 todavía no sabe si podrá entrar en el puerto ni cuándo. La capitana, explicaba en la misma comparecencia, confía en que se resolverá positivamente.

Rackete se ha convertido en la cara visible de la resistencia a la ofensiva contra la inmigración del ministro del Interior. Preguntada su opinión acerca de los comentarios de Salvini y el hecho de haberse erigido en su antagonista, ha señalado que tiene demasiado trabajo en el barco y que el líder de la Liga “tendrá que ponerse a la cola” para captar su atención. “Hace mucho que no leo sus comentarios”. Pero Salvini no cesa en su voluntad de que la capitana y la tripulación sean arrestados y el barco sea inmovilizado por la justicia por haber entrado en aguas territoriales sin permiso y por haber desobedecido la orden de una nave de guerra.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »