Latinoamérica Hoy

La Justicia brasileña ratifica la condena contra Lula por corrupción

Luiz Inacio Lula da Silva esta mañana durante su visita a un sindicato metalúrgico en Sao Bernardo do Campo.

Dos de los tres jueces consideran probado que el expresidente brasileño se enriqueció y financió su campaña electoral de forma fraudulenta

24 de enero de 2018 – EFE.

El segundo de los tres magistrados del juicio contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, Leando Paulsen, también lo consideró culpable de los crímenes de corrupción y lavado de dinero y estuvo de acuerdo en elevarle la pena a doce años de prisión.

Paulsen, que es presidente de la octava sala del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, coincidió con el magistrado instructor del proceso, Joao Pedro Gebran, en que la culpabilidad de Lula quedó demostrada, por lo que ahora sólo falta que el tercero de los tres magistrados pronuncie su voto.

Pese a que la condena ya cuenta con mayoría entre los tres miembros de la sala, el resultado sólo podrá ser considerado definitivo una vez proclamado al final de la audiencia debido a que el último de los tres magistrados puede pedir más tiempo para examinar el proceso y cualquiera de los tres puede cambiar su voto.

“Hay prueba, encima de lo razonable, de que Lula fue uno de los articuladores, si no el principal, de la trama de corrupción” que operó en la estatal Petrobras, afirmó el juez Joao Pedro Gebran Neto, instructor del caso en el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF4) de la ciudad de Porto Alegre.

Tras el voto del instructor, se pronunciarán los otros dos magistrados que completan la octava sala del tribunal, que evalúan si ratifican, anulan o modifican la pena por corrupción pasiva y lavado de dinero que recibió Lula en primera instancia en julio pasado en un proceso relacionado con el escándalo destapado en la petrolera.

“Considero que la culpabilidad es extremadamente elevada tratándose del expresidente”, justificó el magistrado y agregó que la “gravedad” de los delitos cometidos exige una “pena mayor”.

En esta causa, una de las siete abiertas en su contra en la Justicia, la mayoría por presunta corrupción, Lula fue condenado por recibir de la constructora OAS un apartamento de lujo en el balneario paulista de Guarujá supuestamente a cambio de favorecer a la compañía en contratos con la petrolera.

El juez también dio por comprobado que el inmueble, pese a estar formalmente a nombre de OAS, era “designado” para Lula en concepto de “ventaja indebida” y citó varios testimonios para respaldar su tesis, así como las visitas de él y de su fallecida esposa, Marisa Letícia, al piso.

“El conjunto probatorio permite un juicio seguro y afirmativo sobre la existencia de pruebas”, aseguró el juez.

“No solo había un enriquecimiento personal, también servía para financiar campañas y el proyecto político de un Gobierno”, añadió.

En su alegación, de cerca de 430 páginas y que se prolongó durante más de tres horas, manifestó que los argumentos, tomados de manera aislada, “pueden parecer frágiles”, pero en conjunto, con otras pruebas, hacen “posible confirmar” los delitos.

El magistrado defendió la “cristalina comprobación” de la influencia del expresidente para nombrar a cargos en Petrobras y la conciencia de este de la “sofisticada” trama corrupta.

El juicio, transmitido en directo por su “excepcionalidad”, puede ser determinante para el futuro de Lula porque si se mantiene la condena, el exmandatario, favorito en las encuestas de intención de voto, podría quedar inhabilitado para competir en las elecciones del próximo octubre, aunque la decisión final correspondería entonces a la Justicia electoral.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »