Tennessee

La nueva ley de beneficios estatales a inmigrantes

A mediados de 2012, el gobernador de Tennessee, Bill Haslam, firmó la ley HB 1379 por medio de la cual se requiere que las personas presenten prueba de ciudadanía para calificar a algunos beneficios públicos estatales.

La ley entró en vigencia desde el mes pasado. Este proyecto de ley no cambia quién tiene derecho a recibir beneficios públicos estatales o locales.

Los inmigrantes indocumentados no han tenido derecho a las llamadas “estampillas de comida”, licencias de conducir o seguro de desempleo. Por lo tanto, la ley no modifica nada que no se haya establecido con anterioridad.

Confusión
Ahora bien, los inmigrantes indocumentados, padres de hijos estadounidenses, pueden seguir reclamando “estampillas de comida” o el Tenncare para el cuidado de la salud de sus hijos, el asunto es que ahora tendrán que presentar más pruebas de que el niño nació en Estados Unidos.

Los menores indocumentados continúan teniendo el derecho a atención en salud en casos de emergencia y vacunaciones. Las madres indocumentadas embarazadas continuarán teniendo derecho a control médico prenatal.

De la misma manera, todos los niños podrán continuar recibiendo educación en las escuelas públicas de manera normal.

No son ciertos los rumores que afirman que los inmigrantes indocumentados no podrán tener acceso a servicios como agua, luz o gas. Todas las personas en Tennessee sin importar su estatus migratorio tienen derecho a los servicios domésticos básicos.

Efectos reales de la nueva ley
Los documentos que se requieren ahora para verificar la ciudadanía de un solicitante a beneficios, sin duda harán que sea más difícil para las personas que ya tenían derecho a beneficios en Tennessee, acceder a los mismos.

Diversos estudios han demostrado que importantes porcentajes de las poblaciones de discapacitados, ancianos, personas sin hogar y gente de bajos recursos, carecen de las identificaciones requeridas por el gobierno para tener los beneficios estatales.

Una de las consecuencias más negativas de la ley HB 1379 es que al tener los funcionarios públicos que solicitar pruebas del estatus migratorio de los aplicantes a beneficios, es el ambiente de sospecha y hostilidad que se crea para cualquier persona que parezca o suene extranjero y que intente acceder a servicios del gobierno en una oficina pública estatal.

¿Por qué la nueva ley?
La pregunta es obvia, si el efecto real de la medida es sólo crear un ambiente de desconfianza en las oficinas públicas en contra de las personas que se vean o suenen como extranjeros y aumentar los trámites burocráticos para que las personas que tienen derecho a beneficios, puedan acceder a ellos, ¿por qué hacer esta ley?

Una respuesta es que este año es año electoral, y los electores más conservadores de Tennessee se quejan de que los legisladores estatales no están haciendo nada para “combatir” la inmigración de indocumentados.

Uno de los congresistas estatales, patrocinador de la nueva ley, dijo a The Tennessean: “Ésta, (la HB 1379) es una de las leyes más duras en contra de la inmigración ilegal, los habitantes de Tennessee pueden estar seguros que estamos haciendo nuestra tarea”.

Esto deja contento a sus electores, como sea que muchos estadounidenses creen, erróneamente, que los inmigrantes indocumentados tienen derecho a beneficios. Pero también deja tranquilo al gobierno de Tennessee, muy conciente de que leyes que provocan la partida de inmigrantes del Estado son nocivas para la calidad de la fuerza laboral y la economía de Tennessee.

Línea de consulta TIRRC
Sin embargo, al entrar en vigencia una nueva ley, siempre se causan confusiones en la forma de aplicarla, sea porque los empleados públicos no conocen con certeza sus alcances o por una mala interpretación de la misma.

Por eso, la Coalición para los Derechos de los Inmigrantes y Refugiados de Tennessee, TIRRC, ha abierto una línea para los inmigrantes de Tennessee que tienen derechos o hijos con derechos a beneficios estatales y les sean negados o entorpecidos, y puedan asesorarse.

El número telefónico es el (615) 414-1030, o se puede comunicar al correo electrónico leticia@tnimmigrant.org.

Foto: El gobernador de Tennessee, Bill Haslam. / Agencias.

Por: Camilo García

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »