Mundo

La ONU advierte que África no puede mantener su avance económico si no elimina el hambre

El África Subsahariana no puede mantener su actual crecimiento económico si no acaba con el hambre que afecta a más de 200 millones de personas en la región, advirtió hoy en Nairobi el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Los impresionantes índices de crecimiento del producto interior bruto (PIB) en África no se han traducido en la eliminación del hambre y la malnutrición. Se necesita un crecimiento inclusivo y políticas centradas en las personas y la seguridad alimentaria”, afirmó la administradora del PNUD, Helen Clark, en un comunicado.

Clark hizo esas declaraciones con motivo de la presentación, en la sede de la ONU en la capital keniana, del “Informe de Desarrollo Humano de África 2012: Hacia un futuro de seguridad alimentaria”, elaborado por el PNUD.

El documento sostiene que están “malnutridos” la cuarta parte de los 856 millones de habitantes del África Subsahariana, que continúa siendo “la región de mayor inseguridad alimentaria del mundo”.

“En estos momentos, más de 15 millones de personas se encuentran en riesgo solo en el Sahel (…), y un número similar en el Cuerno de África sigue siendo vulnerable tras la crisis alimentaria del año pasado en Yibuti, Etiopía, Kenia y Somalia”, subraya el texto.

Esa situación -indica el informe- entra en contradicción con “las elevadas tasas de crecimiento registradas en el África Subsahariana en los últimos años, algunas de ellas entre las más rápidas del mundo, y las mejoras de la esperanza de vida y la escolarización, que no han conducido a una mejora de la seguridad alimentaria”.

Además, resulta “una dura paradoja que en un mundo con excedente de comida, el hambre y la malnutrición sigan siendo omnipresentes en un continente con grandes recursos agrícolas”, dijo el director del PNUD para África, Tegegnework Gettu.

A juicio de Clark, la construcción de un futuro con seguridad alimentaria en África se conseguirá solo si “los esfuerzos abarcan todas las políticas de desarrollo”.

En ese sentido, el informe pide que se emprendan acciones “inmediatas”, como el incremento de la producción agrícola y una mayor justicia social.

Asimismo, el PNUD aboga por potenciar los programas que garanticen una nutrición más efectiva y recomienda que se tomen medidas contra eventualidades como la sequía, el conflicto, el cambio climático o la volatilidad de los precios de los alimentos.

La seguridad alimentaria, según la definición esgrimida en la Cumbre de la Alimentación de 1996, significa que “las personas pueden tener acceso de manera consistente a suficiente comida nutritiva para satisfacer sus necesidades dietéticas y poder llevar una vida sana a un precios que puedan pagar”, recuerda el informe.

El documento se divulgó a poco de que el presidente de EEUU, Barack Obama, se reúna el próximo día 19 con cuatro líderes africanos -los jefes de Estado de Benin, Ghana y Tanzania, así como el primer ministro de Etiopía- para abordar la seguridad alimentaria en el continente.

Obama recibirá a esos mandatarios en el contexto de la cumbre del G-8 (ocho países más industrializados y Rusia), que se celebrará en la residencia de descanso presidencial de Camp David, en las afueras de Washington.

Foto: Una niña somalí desnutrida en el campo de refugiados de Dadaab, en Kenia. EFE/Archivo

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »