Latinoamérica Hoy

La oposición desafía a Maduro y elige a Allup presidente de la Asamblea

4 de enero de 2016 – Caracas – Agencias.

La oposición venezolana mantiene un pulso fuera y dentro de su plataforma. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) escogió ayer al nuevo presidente de la Asamblea Nacional (AN): Henry Ramos Allup, secretario general de Acción Democrática, quien ha encabezado la versión más radical de la oposición tras el triunfo en las urnas. La misma noche electoral Ramos Allup sugirió que el presidente Nicolás Maduro no iba a terminar su legislatura en 2019, en alusión a la posibilidad del nuevo Parlamento de convocar un referéndum revocatorio. En esa línea, el líder adeco ha abogado por un cambio profundo en el país, a veces en un tono beligerante que ha provocado reticencias en el seno de la oposición, como las críticas del moderado Henrique Capriles Radonski, que encabeza la facción partidaria de priorizar la reconciliación nacional en lugar de castigar al chavismo.

El diputado venezolano Henry Ramos Allup (c), acompañado por el secretario general de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba (i), y por el diputado Julio Borges (d), habla con la prensa tras ser elegido. EFE.

El diputado venezolano Henry Ramos Allup (c), acompañado por el secretario general de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba (i), y por el diputado Julio Borges (d), habla con la prensa tras ser elegido. EFE.

Los 112 diputados opositores y sus respectivos suplentes se han reunido hasta en tres ocasiones en cónclaves maratonianos que finalizaron sin acuerdo y pusieron de relieve las diferencias internas. La elección se llevó a cabo, finalmente, por votación secreta. La otra fórmula consistía en entregar la presidencia a la formación más votada de la MUD, Primero Justicia, que hubiese significado el nombramiento del moderado Julio Borges, el otro candidato al cargo.

Ramos Allup ha sido elegido como diputado hasta en siete ocasiones como candidato de AD, un partido socialdemócrata que se turnó la presidencia de la República durante las tres décadas de bipartidismo. El nuevo presidente sustituirá al oficialista Diosdado Cabello y tomará posesión mañana, en la constitución de un Parlamento que se ha convertido en un evento clave para la futura convivencia política en el país. Esas diferencias se pusieron de relieve a la hora de entregar el mando de tres comisiones parlamentarias al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Aunque todo apunta a que serán las de Cultura, Familia y Ambiente, de menor envergadura política, como hiciera el PSUV en 2010 con la oposición.

Los otros puestos en disputa corresponden a la primera vicepresidencia, que, según medios locales, ocupará Enrique Márquez, de Un Nuevo Tiempo, y la segunda vicepresidencia, que recaerá en Simón Calzadilla, del Movimiento Progresista de Venezuela. La cuarta fuerza de la plataforma opositora más votada, Voluntad Popular, detentará la Secretaría de la AN. La MUD cerró ayer ese capítulo interno para afrontar la decisiva jornada de mañana con la constitución de la AN, que contará con la presencia de un cuerpo diplomático extranjero y el regreso de la prensa nacional al hemiciclo. La oposición quiere blindar la instalación de la Cámara ante las amenazas del chavismo. La Piedrita –un colectivo armado afín al Gobierno– declaró como constitucional la toma de posesión del Parlamento por parte del pueblo para justificar la convocatoria de una concentración frente a la Cámara.

Ante esos intentos de intimidación, la alianza opositora ha confiado en el Ejército para la protección del normal procedimiento democrático. «El resguardo y custodia de los poderes nacionales es una prerrogativa de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el Poder Legislativo es un poder nacional. El 6-D vimos cómo quienes tenían el deber de cumplir y hacer cumplir la Constitución lo hicieron, no tenemos duda que el 5 de enero será igual», señaló el portavoz de la MUD, Jesús Torrealba, quien atribuyó a Maduro la responsabilidad de frenar cualquier desenlace violento: «Si intentan cualquier despropósito, estarán demostrando al mundo que no pueden controlar [el Gobierno] a sus propios grupos extremos». Torrealba exhortó a la población a enarbolar la bandera nacional la noche anterior y convocó a la ciudadanía a acompañar a los 112 diputados con una marcha para llegar «en paz» al Parlamento.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »