Mundo

La OTAN se suma a la misión internacional contra el EI

10 de julio de 2016 – Agencias.

La OTAN dió ayer un paso al frente en la lucha contra el yihadismo y anunció que se involucrará de manera más activa en las misiones de la alianza internacional contra el Estado Islámico en Siria e Irak. Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN aprobaron desplegar aviones de vigilancia AWACS y prestar más apoyo para consolidar las capacidades de las fuerzas locales de países en el norte de África y Oriente Próximo frente a la amenaza terrorista. Asimismo, abrieron la puerta a que la Alianza Atlántica coopere con la operación de la UE, denominada «Sofia», contra las mafias en el Mediterráneo Central a través de su nueva misión de seguridad marítima más amplia que llegará por primera vez hasta las costas de Libia.

Sesión de trabajo de los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN ayer, en Varsovia

Sesión de trabajo de los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN ayer, en Varsovia

«Hoy hemos tomado decisiones para reforzar a nuestros socios y proyectar estabilidad más allá de nuestras fronteras», confirmó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien alertó del «impacto directo» para los aliados que plantean «los estados fracasados o en vías de fracaso», «la peor crisis de refugiados y de inmigración» y «los grupos terroristas que han organizado ataques» en las calles de Europa. Los líderes de la OTAN acordaron continuar entrenando a las fuerzas iraquíes en Jordania y extender el entrenamiento al propio Irak, algo que «es clave para combatir al Estado Islámico», explicó Stoltenberg, quien dejó claro que esta misión «no convierte a la OTAN en un miembro» de la coalición contra el Estado Islámico.

Con respecto a la misión en el Mediterráneo para luchar contra el tráfico de inmigrantes, denominada «Guardiana del Mar», el secretario general de la OTAN matizó que aún hay que definir «las tareas concretas» de la nueva operación aliada, pero incidió en que ésta tendrá «un alcance amplio» para cubrir tareas como la situación de alerta, la lucha antiterrorista y el apoyo a la consolidación de capacidades. «Ahora nos sentaremos con la UE y veremos cómo podemos complementar los esfuerzos en el Mediterráneo Central en base a las lecciones aprendidas en el Egeo», precisó el noruego.

Pero el gran anuncio de esta cumbre de la OTAN, que se celebra en Varsovia, vino por boca del presidente de EE UU, Barack Obama, quien prometió más tropas de la OTAN en el flanco este, el despliegue de mil soldados estadounidenses en Polonia y de 4.000 en total sumando los soldados de otros países, bajo el liderazgo de Estados Unidos, Canadá, Alemania y Reino Unido con el fin de disuadir a Rusia de cualquier acción agresiva en el este de Europa. «Estos cuatro batallones representan el mayor movimiento de personal de la OTAN desde el final de la Guerra Fría», aseguró una alta funcionaria del Gobierno de EE UU.

Otro de los focos calientes es Afganistán. Los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Atlántica se comprometieron a mantener el mismo nivel de tropas en su misión de formación y asesoramiento de las fuerzas afganas, unas 12.000, en 2017. Asimismo, acordaron ampliar esa misión y mantener el mismo flujo de financiación de las Fuerzas de Seguridad de Afganistán con unos 5.000 millones de dólares anuales hasta 2020. Stoltenberg indicó que «es demasiado pronto para dar cifras exactas sobre los niveles de tropas» hasta ese año.

Sobre el conflicto de Ucrania, la OTAN se comprometió a ampliar su apoyo al Gobierno de Kiev para modernizar sus fuerzas armadas ante la amenaza expansionista del presidente ruso Vladimir Putin.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »