Latinoamérica Hoy

La Policía de Maduro reprime la protesta de la oposición

Caracas – Agencias.

Los cuerpos de seguridad de Venezuela dispersaron hoy varias marchas convocadas por la oposición que pretendían llegar a dependencias del Poder Electoral para presionar a las autoridades a fin de que cumplan con celeridad los trámites para un referendo que pueda revocar el mandato de Nicolás Maduro.

Miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) frente a una manifestación en Caracas.

Miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) frente a una manifestación en Caracas.

Al menos en cinco ciudades, miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Nacional (GNB) pusieron fin a las marchas que pretendían llegar hasta el Consejo Nacional Electoral venezolano (CNE).

En Caracas los manifestantes opositores, acompañados de los principales líderes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), fueron dispersados con gases lacrimógenos tras insistir en su intento de marchar sin autorización hasta el municipio Libertador, sin que se registraran daños de importancia.

En la ciudad de Mérida, a unos 700 kilómetros de la capital, según portavoces de la MUD hubo algunos heridos por disparos de perdigón al actuar los cuerpos de seguridad para disolver la manifestación.

En los estados de Carabobo, Barinas, Zulia, Mérida, Barinas y Nueva Esparta se registraron situaciones similares, sin que hasta el momento se conozca el balance de daños.

La manifestación de Caracas se llevó a cabo pese a que en los últimos días las autoridades, entre ellas el propio Maduro, advirtieron de que estaba prohibido que la marcha avanzara hasta ese territorio, gobernado por el chavismo.

El Gobierno sostiene que los opositores intentan con estas marchas promover la violencia en el país y generar un clima de caos.

Esta es la tercera manifestación nacional que realizan los opositores sobre el referendo revocatorio, que, según el Ejecutivo, no tiene “viabilidad”.

Los opositores buscan que el CNE empiece cuanto antes el trámite de verificación de los casi dos millones de firmas entregados el 2 de mayo a las autoridades en apoyo al revocatorio presidencial, un paso fundamental para que el Poder Electoral inicie el proceso.

La legislación establece que, si el jefe de Estado es cesado de su cargo durante los dos últimos años de su Gobierno, será sustituido por su vicepresidente, pero si ello se produce a mitad de la gestión deben convocarse nuevas elecciones, momento en el que se encuentra el mandato de Maduro.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »