Latinoamérica Hoy

La Policía nicaragüense niega que el subdirector esté involucrado en actos ilícitos

La jefa de la Policía de Nicaragua, Aminta Granera, desestimó hoy que el subdirector del organismo, Carlos Palacios, esté involucrado en actividades ilícitas dada su relación con el empresario que viajaba con Facundo Cabral el día de su muerte y que es procesado por narcotráfico y lavado de dinero.

Palacios pasará este mismo martes a retiro, junto a otros dos altos mandos, en un acto que encabezará el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, anunció la jefa policial.

“En este momento no hay ninguna razón, ningún indicio para decir que el comisionado general Palacios, está involucrado en actividades ilícitas”, declaró Granera a los periodistas.

Palacios es un supuesto compadre de Henry Fariña, el promotor de espectáculos procesado por narcotráfico, lavado de dinero y crimen organizado, según publicó el semanario nicaragüense Confidencial citando declaraciones de familiares del empresario.

Fariña era el supuesto blanco del ataque armado registrado en Guatemala en julio pasado en el que murió el artista argentino Facundo Cabral.

“¿Ser compadre de Henry Fariña es una actividad delictiva?”, se preguntó la jefa policial.

Granera rechazó que el pase a retiro de Palacio tenga que ver con la relación del alto mando policial con Fariña.

Se trata de “una medida administrativa para fortalecer a la institución policial”, dijo Granera al respecto, y añadió que, en todo caso, “cuando hay actividades que tengan que ver con el delito, no corresponde el retiro” sino “medidas del ámbito penal”.

Por su parte, Palacios admitió este martes que conoce a Fariña, aunque aclaró que ignoraba sus supuestos vínculos con actividades ilícitas.

“Yo conozco a Fariña como conozco a una gran cantidad de gente. Nadie puede responder por las actividades de otros”, afirmó el subdirector de la Policía.

Fariña y otras seis personas serán enjuiciadas por los delitos de crimen organizado, tráfico internacional de drogas y lavado de dinero, decidió la semana pasada un juez de Managua.

Según las investigaciones, el atentado en el que murió Cabral y en el que Fariña resultó herido de varios disparos, fue ordenado por el costarricense Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo”, que quería vengarse del nicaragüense porque éste supuestamente le robó un cargamento de droga.

Jiménez está detenido en una cárcel de máxima seguridad en Guatemala mientras afronta un juicio por los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa, asociaciones ilícitas y conspiración que le imputa la Fiscalía.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »