Mundo

La primera mujer piloto militar en Afganistán pide asilo en Estados Unidos

26 de diciembre de 2016 – Kabul – Agencias.

Quizás el nombre de Nillofar Rahmani no les diga nada, pero esta joven afgana es todo un ídolo en su país, tras convertirse en la primera mujer en su país en convertise en piloto de la fuerza aérea de Afganistán tras la caída de los talibanes.

Nillofar Rahmani

Nillofar Rahmani

De 23 años de edad y teniente segunda en el escalafón militar, esta joven fue capaz, no sólo de superar las duras pruebas necesarias para acceder a pilotar un avión, sino al hecho de ser mujer en un país musulmán en el que las mujeres lo tienen todo mucho más difícil que los hombres y tienen prohibido el acceso a muchísimas facetas de la vida.

Su mérito y su esfuerzo le hicieron merecedora del premio International Women of Courage Award que concede Estados Unidos a las mujeres que han destacado por su valentía y que le fue entregado el pasado mes de abril.

Pese a que las mujeres tienen prohibido en Afganistán transportar soldados heridos o muertos, decidió saltarse las normas y transportar a varios militares que habían resultado heridos en combate hasta un hospital, donde pudieron ser atendidos. Pese a su “infracción”, no fue sancionada.

Sin embargo ahora, su decisión de pedir asilo en Estados Unidos por considerar que su vida corre peligro en su país, está a punto de provocar un conflicto internacional, pues el Gobierno de Afganistán ha pedido al de Obama que no se lo conceda.

El Ejecutivo afgano pidió hoy a las autoridades estadounidenses que rechacen la petición de asilo hecha por la primera mujer piloto de las fuerzas armadas de Afganistán, que pidió permanecer en EEUU porque siente que su seguridad se encuentra amenazada en su país.

“EE.UU. debería rechazar su caso”, dijo a Efe el portavoz del Ministerio de Defensa, Muhammad Radmanish, que añadió que las autoridades del país actuarán legalmente contra la joven piloto Nelofar Rahmani si no regresa voluntariamente a su puesto de trabajo en Afganistán en los próximos 20 días y que, de negarse a volver, espera que “sea deportada por EEUU”.

Radmanish señaló que la solicitud de asilo de la afgana constituye un “grave crimen y una vergüenza para un oficial” mientras que las fuerzas de seguridad trabajan “día y noche” para la defensa del país.

Para el portavoz del Ministerio de Defensa, que calificó de “excusas” los argumentos de la piloto para solicitar asilo, la petición de Rahmani será “condenada” por los afganos.

“Vamos hacia la paz y la estabilidad, pero si cada uno abandona el país bajo esas excusas, no será posible”, añadió, aunque reconoció que las “muertes, amenazas y guerras” son comunes en Afganistán.

Según datos del Ministerio de Defensa afgano, 1.580 mujeres forman parte de las fuerzas armadas del país, que cuentan con un total de 195.000 miembros.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »