Mundo

Letonia y Estonia levantarán vallas en sus fronteras con Rusia

11 de marzo de 2016 – EFE.

Letonia y Estonia planean levantar vallas en sus fronteras orientales con Rusia, proyectos diseñados para reforzar la seguridad de la región báltica que contribuirán también a controlar los flujos de refugiados que intenten usar esa vía para entrar en el espacio Schengen.

Un cartel advierte del final del territorio de Estonia. Reuters.

Un cartel advierte del final del territorio de Estonia. Reuters.

Desde las autoridades fronterizas de ambos países se insiste en que, aunque las vallas, la limpieza de la vegetación en las zonas de demarcación y el refuerzo de las patrullas permitirán a Letonia y Estonia estar mejor preparadas para gestionar cualquier flujo de solicitantes de asilo, los planes se aprobaron antes de que la crisis de los refugiados en Europa adquiriera su actual dimensión.

Letonia proyecta limpiar un área de doce metros de ancho y levantar una valla de 2,7 metros de altura a lo largo de 92 de sus 276 kilómetros de frontera con Rusia, una zona con densa vegetación, bosques y pantanos que dificultan las patrullas de vigilancia y que han facilitado a los traficantes locales de ambos lados ayudar en cruces ilegales de la frontera.

La iniciativa, con un coste de 21 millones de euros, no es una reacción a la preocupación de que los refugiados bloqueados en el sur de Europa puedan intentar entrar en la UE a través de Rusia, pero ayudará en el control de esos flujos si ocurren, admite a Efe Daiga Holma, una portavoz del ministro letón de Interior, Rihards Kozlovskis.

El país, explica, comenzó el año pasado a limpiar una franja de su amplia frontera, en un territorio rural y boscoso, tras cerrar con Rusia un acuerdo definitivo sobre las demarcaciones de cada país.

Además de la valla, que será erigida en áreas difíciles de patrullar y atractivas para los traficantes, se mejorarán los caminos que deben recorrer los agentes encargados de la vigilancia fronteriza, cubiertos de maleza y en zonas pantanosas.

Este año se levantarán 24 kilómetros de valla coronada con alambre de espino con un coste de 1,8 millones de euros, según ha explicado a medios locales el director de la Guardia de Fronteras letona, Normunds Garbars.

También Estonia ha comenzado a reforzar su frontera con Rusia, aunque todavía se está a la espera de que la Duma apruebe el tratado de demarcación suscrito por los dos países.

Según los medios locales, el proyecto estonio está vinculado al temor a una eventual agresión rusa, aunque la fortificación de las fronteras, ni en Estonia ni en Letonia, incluye instalaciones que pudieran obstaculizar un ataque militar.

Varios responsables de las autoridades fronterizas letonas han reclamado de hecho el despliegue de unidades militares terrestres en la frontera del país, cuyo pequeño ejército tiene sus principales bases en Adazi, cerca de la capital, y en Aluksne, en el noreste.

Cuando el refuerzo de la frontera letona, un proyecto de entre tres y cinco años, esté terminado, será más sencillo impedir o controlar los cruces ilegales, sea de contrabandistas, personas sin derecho a asilo, inmigrantes sin papeles o refugiados, afirma Holma.

Hasta el momento, el mayor grupo de irregulares ha sido el de vietnamitas procedentes de Rusia, pequeños grupos que cruzan la frontera a menudo con la ayuda de traficantes rusos o letones, según la Guardia de Fronteras.

El año pasado las autoridades letonas interceptaron a 476 personas en la denominada “frontera verde” -boscosa y cenagosa- con Rusia y Bielorrusia, más del triple que la cifra registrada en 2014 (144).

Entre las 301 personas que intentaron llegar a la UE desde Rusia había 226 vietnamitas, 18 rusos, once iraquíes, siete indios, seis paquistaníes y cinco sirios.

Los vietnamitas que consiguen seguir camino en dirección a Polonia son en ocasiones frenados en la frontera con Lituania, cuyas autoridades los devuelven a Letonia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »