Latinoamérica Hoy

Lilian Tintori: «Leopoldo López se prepara para liderar Venezuela»

18 de febrero de 2016 – Agencias.

Lilian Tintori, la esposa del político preso venezolano Leopoldo López, asegura en esta entrevista que el encarcelamiento de su marido, del que se cumplen hoy dos años, ha abierto los ojos de la comunidad internacional sobre la verdadera naturaleza del régimen de Nicolás Maduro. Tintori se muestra optimista ante la aprobación del proyecto de Ley de Amnistía que tramita actualmente la Asamblea Nacional de Venezuela.

-A mediados de septiembre dijo que “a Leopoldo lo va a liberar el pueblo de Venezuela”. ¿Cree que lo más difícil ya se ha conseguido?

Lian Tintori. Aitor Sáez

Lian Tintori. Aitor Sáez

-Leopoldo siempre tuvo claro que el pueblo saldría a rescatar las instituciones y la legalidad en Venezuela. Por eso los resultados del pasado 6 de diciembre le dan la razón: 112 diputados de la Mesa de la Unidad, lo que se considera una mayoría calificada de los representantes del pueblo, que entre sus prioridades tienen la tarea de aprobar una ley de amnistía y reconciliación para liberar a los presos políticos y cerrar heridas muy profundas. En Venezuela tenemos los casos de casi 100 presos políticos, pero la voluntad del pueblo expresada a través del voto es muy clara: hay que acabar con la persecución política, rescatar la institucionalidad y liberar a todos los presos políticos. El pueblo es quien le quitará las esposas a Leopoldo.

–¿Confía en que el Legislativo pueda aprobar la Ley de Amnistía para los presos políticos pese a los obstáculos del Gobierno?

–Legalmente no existe ninguna razón para que la ley no se apruebe. Cualquier acción contraria por parte del Gobierno sería otra clara señal de un golpe a la institucionalidad. Además, hay razones de justicia y de humanidad para que la ley pase. Los presos políticos son inocentes. Sus vidas corren peligro en los lugares de reclusión. Hay 23 presos políticos necesitados de atención médica urgente. Muchos de ellos están en estado de desnutrición, otros han resultado heridos durante motines y, lamentablemente, algunos han intentado suicidarse por las condiciones inhumanas de reclusión. Aquí la única opción de justicia es liberarlos a todos sin más demora.

–¿Se ha alargado más de lo previsto el proyecto de ley?

–Los procesos tienen sus pasos, y en este caso se han cumplido. Somos los primeros que debemos dar ejemplo de que regresó la institucionalidad a la Asamblea Nacional. Sin embargo, no podemos cruzarnos de brazos a esperar. Todos como Leopoldo tienen un liderazgo moral que el país respeta. Leopoldo, por su parte, no ha dejado pasar en vano el tiempo encerrado en esa celda. Tiene propuestas para todos los problemas, lee, escribe, medita. En fin, no ha dejado de prepararse para que, una vez en libertad, pueda aportar proyectos concretos para alcanzar la mejor Venezuela.

–¿Cuál ha sido el momento más duro en estos dos años de encarcelamiento de su marido?

–En una ocasión pasamos muchas horas sin saber de él, y cuando finalmente pudimos tener noticias nos enteramos que habían entrado a su celda a la fuerza, que derribaron la puerta con un lanzallamas y que las llamas penetraron por lo menos un metro la celda poniendo en peligro su vida. En otra oportunidad lo amenazaron con fusil en el pecho con sacarlo del país.

–Después de la victoria de la oposición el 6-D, ¿hablan más a menudo de su liberación durante las visitas?

–Las grandes causas merecen grandes sacrificios. Nadie nos devolverá estos dos años de prisión injusta, de abrazos perdidos por el capricho de un régimen que quiere quedarse en el poder a toda costa. Pero sin lugar a dudas, la llegada a la Asamblea de la Mesa Unidad nos da una luz al final del túnel y nos anuncia que ha comenzado la cuenta regresiva hacia la libertad.

–¿Como ha reaccionado el Gobierno tras su derrota el 6-D?

–Están castigándonos por el mensaje que les dio el pueblo votando, en una inmensa mayoría, por ese discurso de cambio que impulsó hace dos años Leopoldo. Pero eso no detiene nuestra lucha, al contrario, confirma que éste es un régimen que no cree en los principios de la democracia. Su violenta respuesta a los resultados del 6 de diciembre, mediante la vejación a la familia de Leopoldo y a él mismo empeorando sus condiciones de reclusión, sólo demuestran el profundo desprecio que tiene Nicolás Maduro por la voluntad del pueblo venezolano.

–¿Cree que Leopoldo ha contribuido más al debilitamiento del régimen desde la cárcel que si hubiese estado en libertad?

–Leopoldo es un símbolo, es tal vez el preso político con más visibilidad, y no sólo por el trabajo que había hecho, sino también por la persecución que ha tenido el régimen contra él. Leopoldo, con su sacrificio consciente, ha hecho que el pueblo venezolano y la comunidad internacional abran los ojos sobre la verdadera identidad del régimen de Nicolás Maduro.

–¿El activismo de Tintori terminará una vez se ponga en libertad a todos los presos políticos?

–No, mi lucha es ya un compromiso para la defensa de los derechos humanos. Haber estado expuesta a tanta injusticia te crea conciencia y sentido de responsabilidad. Mi lucha no tiene fechas ni límites hasta que no se logre el cambio.

–¿Cómo valora que Podemos todavía no se haya solidarizado con los presos políticos venezolanos?

–Deberían haber sido los primeros en condenar los abusos del Poder Judicial. Se pronunciaron hace poco y lo hicieron tibiamente, sólo cuando la situación es ya de crisis humanitaria. Ante la violación de Derechos Humanos no hay izquierdas ni derechas.

–¿Qué es lo que más recuerda de aquel 18 de febrero de 2014?

–Fueron muchas escenas impactantes: la gente en las calles, el apoyo, las Fuerzas de Seguridad. Leopoldo me dijo al oído: «Cuida a nuestros hijos, sigue luchando y no te rindas. El que se cansa pierda».

-¿Alguna vez Leopoldo le ha dicho que se arrepiente de algo de lo que sucedió en las protestas de febrero de 2014?

-Leopoldo convocó al pueblo venezolano a ejercer su derecho constitucional a la protesta pacífica para alzar su voz contra un régimen que los estaba llevando a la peor crisis de la historia venezolana. La estrategia comunicacional que ha intentado sembrar el régimen utilizando a algunas víctimas y su dolor para manipular lo que pasó en esos días es decir que Leopoldo es el responsable de las muertes que se produjeron en esas fechas. A Leopoldo le duelen profundamente las muertes de ese período, que además fueron en su mayoría producidas por Fuerzas de Seguridad del Estado.

-¿Cómo ha evolucionado el país en estos dos años?

-Hoy, dos años después de su injusto encarcelamiento la situación está aún más grave. La Asamblea Nacional declaró una emergencia humanitaria ante la falta de alimentos y medicinas. Esta situación caótica que vivimos hoy es justamente lo que Leopoldo quería evitar. El 86% de la población vive con un sueldo de 35 dólares al mes y una cesta básica de 139 dólares es imposible vivir. Hay un récord mundial de inseguridad con casi 28.000 homicidios en 2015, y Caracas se ha convertido en la capital más violenta del mundo. Es nuestro derecho constitucional protestar ante estas injusticias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »