La nación

Lo que Hillary no quiere que se sepa

25 de junio de 2016 – Agencias.

Igual que Doctor Jekyll y Mister Hyde, así era la personalidad de Hillary Clinton durante los dos mandatos de su marido en la Casa Blanca. Tanto que tenía aterrorizado a todo el personal. Ahora que piensa volver, pero en esta ocasión como presidenta, un ex agente del Servicio Secreto de su marido, Gary J. Byrne, revela todo lo citado, y otros detalles que ella no quiere que se conozcan en el libro «Crisis of Character: A White House Secret Service Officer discloses his firsthand experience with Hillary, Bill, and how they operate». Editado Center Street, se podría traducir en español como «Crisis de carácter: Un oficial del Servicio Secreto desvela su experiencia con Hillary, Bill y cómo actúan». Se ha puesto a la venta por un precio de 16,20 dólares. También se puede comprar en Kindle por 13,99.

Hillary Clinton, protagonista del libro que dará ideas a Donald Trump, su oponente, para criticarla

Hillary Clinton, protagonista del libro que dará ideas a Donald Trump, su oponente, para criticarla

En un adelanto para la famosa sección de cotilleos del periódico «New York Post Page Six» se explica que la ex jefa de la Diplomacia, Hillary Clinton, era «errática, incontrolable y en ocasiones violenta» durante su época como Primera Dama, según la describe Byrne, que pasó 29 años en el cuerpo al servicio de la seguridad de los presidentes de Estados Unidos. La obra llegará a las tiendas este martes, días antes de la Convención Demócrata en Filadelfia, en la que Hillary se convertirá en la candidata oficial de la agrupación de su partido para las elecciones, que se celebrarán en noviembre. De sus páginas, sin duda, el candidato republicano Donald Trump sacará ideas para cargar contra la demócrata y su marido, a los que ha criticado ya en diferentes ocasiones. Incluso ha insinuado que era la ex senadora de Nueva York quien le buscaba las mujeres a su esposo, famoso por sus infidelidades desde su época ya de político de Arkansas.

Protegerle de su esposa

En el libro, el ex oficial explica que «todo lo que vi en los años 90 me puso enfermo», y a continuación detalla las vulgaridades que Hillary Clinton le gritaba a su marido. Los agentes del Servicio Secreto encargados de la seguridad del presidente discutieron la posibilidad de tener que proteger al propio ex gobernador de su mujer debido a las constantes peleas y a la agresividad de la entonces Primera Dama. En uno de los ejemplos, Byrne cita «un encuentro violento» la mañana de un discurso clave que Clinton tuvo que dar a la nación. Al mismo tiempo, el autor del libro recuerda que con ellos tenía un trato paranoico. Incluso quiso prohibir a estos agentes la entrada en la Casa Blanca, algo que debido a la ley hubiese sido prácticamente imposible. Precisamente su misión es la protección del presidente, vicepresidente, los ex presidentes y todas las personas cercanas a los líderes de Estados Unidos.

«Hillary Clinton se va a convertir en la nominada del Partido Demócrata, pero le falta la integridad y el temperamento para servir en este puesto», dice Byrne de ella, palabras similares a lasque la candidata utiliza para descalificar a su oponente, el republicano Donald Trump. «En el fondo de mi alma sé que esto es verdad. Con el último ascenso de Hillary, me he dado cuenta de que su estilo –volcánico, impulsivo, de psicópata e irrespetuosa con las reglas– no ha cambiado nada», indica Byrne. Todavía así, los pedidos realizados antes de que salga a la venta el volumen lo han convertido en el número uno de la lista de mejor vendidos de la tienda virtual Amazon.

«Le dejó el ojo morado»

En el volumen, Byrne, que fue llamado a testificar ante el jurado que investigó el «affaire» de Bill Clinton con Monica Lewinsky, explica que interrumpió algunos encuentros sexuales en la Casa Blanca con diferentes jóvenes. En una ocasión entró en una habitación donde estaba «haciendo algo inapropiado con una mujer», que no era ni su esposa ni la becaria. En otro momento, tuvo que tirar una toalla de la Casa Blanca manchada con barra de labios y «fluidos corporales» del presidente. No obstante, es Hillary Clinton quien peor sale parada en este título, ya que Byrne describe que en una ocasión vio al entonces presidente con «un ojo morado» después de una pelea con la ahora candidata a la presidencia.

De momento, el portavoz de campaña de Hillary Clinton, Nick Merrill, ha restado importancia al texto: «Es un intento más de hacer caja con libros publicados durante el proceso de elecciones, pero que no tienen sentido. Se debería colocar en la sección de obras de fantasía». En cambio, donde sí creen todo lo que se cuenta es en el entorno de Donald Trump, que antes de meterse en política donaba dinero a los Clinton. Incluso la pareja acudió a la tercera boda del hombre de negocios con la modelo eslovena Melania Knauss. «En cuestión de genio, éste es un problema más de Hillary», explica la portavoz de campaña de Trump, Katrina Pierson, que aprovecha para tachar a Hillary de lo mismo que se le critica al republicano: «No recuerdo que Trump haya gritado nunca al Servicio Secreto, les haya llamado cerdos, haya tirado jarrones en medio de una sala o haya arañado a su esposa en la cara, lo que sí se ha dicho de Hillary».

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »