Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Los campos magnéticos pueden enviar partículas al infinito

Dos investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) acaban de probar que en ciertas condiciones los campos magnéticos pueden enviar partículas al infinito, según un estudio publicado en la revista “Quarterly of Applied Mathematics”. “Que una partícula ‘escape’ al infinito significa dos cosas: que no parará nunca y algo más”, explica Antonio Díaz-Cano, uno de los autores.

16 Abril 12 – Madrid – Servimedia

Respecto al primer aspecto, una partícula puede no detenerse nunca pero quedar atrapada, por ejemplo, dando vueltas eternamente alrededor de un punto, sin salir de una región acotada. Sin embargo, el ‘algo más’ añade que su trayectoria va más allá de los límites establecidos. “Si nos imaginamos una superficie esférica de un radio inmenso, la partícula terminará atravesando dicha superficie en sentido hacia fuera, por muy grande que sea el radio”, aclara este investigador.

Los científicos han confirmado mediante ecuaciones que, efectivamente, algunas partículas cargadas pueden escapar al infinito. Una condición es que las cargas se muevan bajo la acción de un campo magnético creado por espiras de corriente situadas en un mismo plano.

Además, se deben cumplir otros requisitos, como que la partícula ha de encontrarse en algún punto de ese plano, con una velocidad inicial paralela al mismo y suficientemente lejos de las espiras. “No decimos que estas sean las únicas condiciones para escapar al infinito, podría haber otras, pero hemos confirmado que en este caso se produce el fenómeno”, indica Díaz-Cano. “Nos hubiera gustado poder probar algo más general, pero las ecuaciones son mucho más complejas”.

En cualquier caso, los investigadores reconocen que este estudio se plantea en situaciones ideales, “con un campo magnético y nada más”. La realidad siempre presenta otras variables a considerar, como el rozamiento, y todavía queda lejos la posibilidad real de viajar hacia el infinito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *