La nación

Los demócratas tratarán de atraer y movilizar al votante hispano en su convención

Los demócratas ultiman los detalles de la convención del partido que arranca el martes en Carolina del Norte, en la que buscarán movilizar a los hispanos para que el apoyo de ese bloque electoral al presidente Barack Obama que reflejan las encuestas se traduzca en votos en noviembre.

Los sondeos muestran que Obama tiene un respaldo robusto entre los hispanos, aunque revelan también descontento con algunas de sus políticas, como el incremento en el número de deportaciones de inmigrantes indocumentados.

Por eso durante la Convención Nacional Demócrata que se celebrará a partir del martes en Charlotte (Carolina del Norte) tendrán que movilizar a los hispanos para que acudan a la cita con las urnas en las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre.

El voto hispano en 2012 “va a ser un factor importantísimo en muchos estados donde las encuestas demuestran que Obama y el candidato republicano Mitt Romney mantienen una contienda ajustada”, indicó a Efe el profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Estatal de Iowa, Steffen Schmidt.

Según Schimdt, Obama “no ha hecho lo suficiente por los hispanos en su primer mandato y realmente hay descontento sobre todo porque la economía está débil y las fuentes de trabajo escasas”, algo que puede pasarle factura.

Por otra parte, recordó que la cifra de deportaciones durante su primer mandato llegó a superar a la de su predecesor, el republicano George W. Bush, que aumentaron de las 105.000 en 2008 a 169.000 de 2010, y ha tenido un gran impacto en la comunidad.

No obstante, el presidente goza de buena salud en las encuestas. Según un sondeo realizado esta semana por Latino Decisions e ImpriMedia, el 65 por ciento de los hispanos votaría por Obama mientras que sólo el 26 por ciento se decantaría por Romney.

Los demócratas “necesitan atraer y sobre todo movilizar al votante hispano ahora”, señaló Schmidt, que consideró que “los votos hispanos pueden ser el factor que dé la victoria a uno de los dos candidatos”.

Sin embargo, habrá que ver “si los hispanos perdonan a Obama el nivel sin precedentes de deportaciones”.

Los demócratas reconocen el valor del voto hispano y este año será, precisamente un hispano, Julián Castro, el alcalde de la ciudad de San Antonio, (Texas), el orador estrella de la convención, que se dirigirá a los delegados reunidos en Charlotte el primer día.

En otro guiño a los hispanos el cantante neoyorquino, de origen puertorriqueño, Marc Anthony, cantará el himno de Estados Unidos el último día de la convención, cuando el presidente Obama acepte formalmente su candidatura para representar al partido demócrata en las elecciones del próximo 6 de noviembre.

¿Tendrá el voto hispano la misma importancia que en las pasadas elecciones? “Sin duda”, aseguró el profesor Schmidt, “ahora solo falta llegar a ellos y que vayan a las urnas en noviembre”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »