Mundo

Los escándalos por acoso sexual llegan al gobierno británico

Este fin de semana, el tabloide "The Mail on Sunday" reveló la acusación de una antigua secretaria contra el secretario de Estado de Comercio Internacional, Mark Garnier

30 de octubre de 2017 – EFE.

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, alertó hoy sobre las “preocupantes” alegaciones de que en el Parlamento británico reina una “cultura del acoso sexual” y pidió a los partidos que tomen medidas de forma “rápida y decisiva”.

Bercow emplazó a las formaciones parlamentarias a estar “a la altura de sus responsabilidades”, después de que medios británicos hayan informado en los últimos días de que trabajadoras del palacio de Westminster han elaborado listas de diputados y políticos involucrados en casos de abusos.

“Espero que todos los partidos revisen con celeridad y profundidad las medidas vigentes (contra el acoso) para asegurarse de que son creíbles, aplicables e involucran a elementos independientes”, señaló Bercow en una intervención en los Comunes.

La diputada del Partido Laborista Tulip Siddiq aseguró hoy a la BBC que los casos de abusos que pueden salir a la luz son del orden de “centenares”.

“Esto va más allá de rumores, alarmismo o como quieran llamarlo. Ya no son rumores. Estoy escuchando de primera mano tanto a gente que dice que ha sufrido acoso sexual” como a personas que se han visto en situaciones en las que “un diputado lo ha intentado con ellas”, sostuvo Siddiq.

“Yo he escuchado a decenas de personas, pero esas son las que han hablado conmigo personalmente. Si se investiga esto en profundidad, creo que probablemente estaríamos ante centenares”, afirmó.

La líder de la Cámara de los Comunes, la conservadora Andrea Leadsom, que actúa de enlace entre la Cámara y el gabinete de Gobierno de la primera ministra, Theresa May, consideró que los votantes británicos “estarán horrorizados ante la idea de que algunos de los representantes en el Parlamento puedan haber actuado de forma completamente inapropiada”.

“Estas informaciones pueden dañar la reputación de todos nuestros departamentos”, dijo Leadsom, que defendió la necesidad de reforzar los mecanismos para prevenir y lidiar con abusos sexuales.

Leadsom propuso ante los diputados implementar un plan que incluye ampliar el equipo que gestiona una línea telefónica confidencial en la que las trabajadoras del Parlamento pueden buscar “apoyo” ante casos de abusos.

Propone además dotar a ese equipo de la capacidad de elevar estos hechos a otras instancias para que se inicien “las investigaciones y las acciones pertinentes”.

Las personas que atienden a ese teléfono confidencial deben además “recomendar de forma vigorosa” que cualquier comportamiento que pueda ser constitutivo de delito se denuncie ante la policía.

Este fin de semana, el tabloide “The Mail on Sunday” reveló la acusación de una antigua secretaria contra el secretario de Estado de Comercio Internacional, Mark Garnier.

La trabajadora relató que el alto cargo le obligó a comprar juguetes sexuales y le dirigió expresiones obscenas, unas acusaciones que Garnier admitió, aunque negó que puedan constituir “acoso sexual”.

El año pasado salió a la luz que el exministro de Trabajo y Pensiones Stephen Crabb envió mensajes de contenido sexual a una joven de 19 años a la que había hecho una entrevista de trabajo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »