Editorial

“Los estadounidenses también son dreamers”

3 de febrero de 2018 – Por: Ing. Jairo Vargas – El Director.

Durante su mención en el discurso sobre el estado de la nación con referencia a los inmigrantes, Trump señaló que los estadounidenses también son soñadores en una clara reseña a los cientos de miles “dreamers” que esperan una decisión favorable para su estadía legal en este país que los conduzca a la ciudadanía a todas luces: justa y merecida.

En esta ocasión, su discurso distó mucho del que nos tenía acostumbrado, lleno de ataques y en un tono beligerante, no, en esta oportunidad su alocución fue mucho más presidencial, pausada, amable, con un llamado a la unión, nacionalista; si, diferente al de hace un año.

El discurso del pasado martes era esperado con ansiedad por todos los sectores y de seguro batió todos los récords de audiencia, fue como mencioné anteriormente muy presidencial si se quiere, llamando a la unión bipartidista para trabajar de la mano: “Juntos estamos construyendo un Estados Unidos seguro, fuerte y orgulloso”. “Este es nuestro nuevo momento para Estados Unidos. Nunca antes ha habido un mejor momento para comenzar a vivir el sueño americano”, dijo el presidente.

“Esta noche estoy extendiendo una mano abierta para trabajar con miembros de ambos partidos, demócratas y republicanos, para proteger a nuestros ciudadanos, de todos los antecedentes, color y credo”.

En el tema de migración, el presidente presentó al Congreso su iniciativa de “cuatro pilares” para resolver el problema de la inmigración indocumentada.

Corresponde al presentado por la Casa Blanca la semana pasada para su debate y que habla de, ciudadanía para casi 2 millones de dreamers, seguridad fronteriza, fin de la lotería de visas y limitar la posibilidad de reunificación familiar.

No pasó desapercibido el que Trump usara la palabra ‘dreamers’ para atribuírsela a todos los estadounidenses, prácticamente arrebatándosela a los hijos de inmigrantes indocumentados que fueron traídos a EEUU por sus padres cuando eran menores de edad.

“Mi responsabilidad, y el sagrado deber de cada funcionario elegido en esta cámara es defender estadounidenses, proteger su seguridad, sus familias, sus comunidades, y su derecho al sueño americano. Porque los estadounidenses también son soñadores”.

Más adelante, al volver a referirse a los hijos de indocumentados, el presidente no les llamó dreamers, sino “inmigrantes ilegales que fueron traídos por sus padres”, en una estrategia retórica que parece buscar disminuir los reclamos del grupo, al que, al mismo tiempo, dice querer ayudar.

En su mención del muro, insistió en su necesidad para evitar el cruce de pandilleros, con una clara mención a las maras, que ya se han metido en varios estados; el narcotráfico sobre el que ratificó su lucha en todo momento y contra el terrorismo.

Como ha ocurrido con otros discursos presidenciales, Latinoamérica, no tuvo mención, solo cuando se refirió a Cuba y Venezuela para mencionar medidas más duras para el régimen comunista y socialista.

En comercio internacional: trato igualitario, no como ha venido sucedido en el pasado en el cual Estados Unidos ha estado en desventaja. América primero.

Destacó, eso sí, sus logros financieros, con una economía boyante y en ascenso, un desempleo incluyendo el hispano, cerca del límite ideal y mencionó las grandes inversiones de centenas de miles de millones de dólares que están entrando al país, con el retorno de grandes empresas.

Un resumen de los principales puntos, que, en lo tocante a inmigración, veremos pronto una resolución, que esperamos sea de beneficio para todos los inmigrantes y que ahora está en manos del Congreso.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
jairo@latino-news.com
Latino News, LLC

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »