México

Los estudiantes mexicanos liberan al alcalde de Acapulco tras retenerle casi una hora

19 de Diciembre de 2014 – México D.F. – Ep.

Los manifestantes ‘normalistas’ han liberado al alcalde de Acapulco, Luiz Walton Aburto, después de retenerle durante casi una hora para trasladarle sus demandas de seguridad y gobierno para evitar casos como el de los 43 estudiantes de magisterio desaparecidos el 26 de septiembre en Iguala.

Familiares de los estudiantes desaparecidos en una concentración de protesta en Iguala.

Familiares de los estudiantes desaparecidos en una concentración de protesta en Iguala.

Alrededor de las 11.50 (hora local) un grupo de ‘normalistas’ y miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación han bloqueado el paso al vehículo en el que Walton volvía de un acto oficial.

Los manifestantes han llegado a primera hora de este viernes a este centro turístico mexicano en siete autobuses procedentes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en Chilpancingo, la capital del estado de Guerrero, donde estudiaban los 43 ‘normalistas’.

‘Normalistas’ y sindicalistas han retenido a Walton alrededor de una hora en su camioneta en una nueva escalada de protestas por la desaparición de los jóvenes en Iguala, según ha informado la prensa mexicana.

Walton ha accedido a dialogar con los manifestantes y ha conseguido que le dejaran continuar su camino tras prometerles que las fuerzas de seguridad no iban a tomar ningún tipo de represalia contra ellos por esta acción.

Caso Iguala

Los ‘normalistas’ llegaron a Iguala el 26 de septiembre para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza, la de Tlatelolco.

Ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los ‘normalistas’.

Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

Una vez controlada la situación, detuvieron a los ‘normalistas’ que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron a Guerreros Unidos.

A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 ‘normalistas’. Queda ahora el análisis de las cenizas, ya que el de los cadáveres de la treintena de fosas comunes halladas en Iguala y municipios cercanos ha revelado que no son los jóvenes.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »