Mundo

Los líderes de la OTAN aprueban mantener 12.000 militares en Afganistán en 2017

Varsovia – Agencias.

Los líderes de la OTAN acordaron hoy formalmente mantener el mismo nivel de tropas en su misión de formación, asesoramiento y asistencia de las fuerzas afganas, unas 12.000, en 2017.

Los jefes de Estado y de Gobierno aliados acordaron extender esa misión, que seguirá un modelo “flexible” y “regional” más allá de 2016, y también mantener el mismo nivel de financiación de las fuerzas de seguridad de Afganistán con unos 5.000 millones de dólares anuales hasta 2020.

Cumbre de la OTAN EFE.

Cumbre de la OTAN
EFE.

“Mantendremos la presencia militar y seguiremos financiando a las fuerzas de seguridad afganas”, declaró Stoltenberg en una rueda de prensa al término de una sesión sobre la misión aliada en Afganistán, bautizada como “Apoyo Decidido”.

El político noruego indicó que “es demasiado pronto para dar cifras exactas sobre los niveles de tropas”.

En cambio, añadió que, “sobre la base de lo que se ha comprometido en la reunión de hoy, podemos decir que los niveles serán aproximadamente los mismos en 2017 que en 2016”.

“Y eso será unos 12.000 militares”, especificó.

Stoltenberg señaló que la cifra exacta se conocerá “más tarde”, si bien dejó claro que “habrá una presencia sustancial de Estados Unidos y una presencia sustancial de tropas que no son estadounidenses en Afganistán”.

El secretario general aliado mostró su agradecimiento de forma específica al presidente de EEUU, Barack Obama, por su “significativa decisión sobre el nivel de tropas”, así como a Alemania, Italia y Turquía, naciones marco en la misión, por “su fuerte compromiso”.

Obama anunció este miércoles que los militares estadounidenses en Afganistán pasarán a ser de los 9.800 actuales a 8.400 al final de su mandato, una cifra muy superior a los 5.500 soldados que dijo en octubre que permanecerían en enero de 2017.

Stoltenberg recordó que EEUU tiene igualmente una “presencia antiterrorista” en Afganistán que se añade a “Apoyo Decidido”, la cual, recalcó, es una operación de asesoramiento, formación y asistencia y “no de combate” (la misión de combate aliada en Afganistán, la ISAF, concluyó a finales de 2014).

Señaló que, a continuación, la OTAN llevará a cabo una planificación en los próximos meses para “definir nuestra presencia global en 2017”.

Por otra parte, aseguró que los líderes aliados se han comprometido a seguir financiando a las fuerzas de seguridad afganas hasta 2020, y que reafirmaron su apoyo a la asociación a largo plazo y a la cooperación práctica con Afganistán, que “no está solo”.

“La situación en Afganistán no es fácil, es difícil. Vemos violencia, ataques terroristas, agitación, y no espero que sea fácil pronto, va a seguir siendo una situación que plantea un reto”, resumió.

Stoltenberg admitió que hay “cierta presencia” del Estado Islámico en Afganistán además de los talibanes, pero dejó claro que lo importante es “apoyar a los afganos a luchar contra diferentes grupos terroristas”.

“El Gobierno afgano se ha comprometido a implementar reformas, trabajar por el respeto de los derechos humanos incluidos los derechos de las mujeres, y combatir la corrupción”, apuntó.

También destacó que una de las actividades de “Apoyo Decidido” es ayudarles a desarrollar sus propias fuerzas aéreas.

“El objetivo es evitar que Afganistán se convierta en un lugar seguro para los terroristas”, concluyó.

Además, los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN han acordado dar apoyo directo a la coalición contra el Estado Islámico que lidera Estados Unidos con el despliegue de aviones de vigilancia AWACS, prestar más apoyo para consolidar las capacidades de fuerzas locales de países en el Norte de África y Oriente Próximo frente a la amenaza terrorista y han abierto la puerta a que la OTAN coopere con la operación de la UE contra las mafias en el Mediterráneo Central a través de su nueva misión de seguridad marítima más amplia, bautizada ‘Guardiana del Mar’.

Los países de la OTAN también ven prioritario seguir reforzando la cooperación con Jordania y “en breve” comenzarán a prestar apoyo a las fuerzas especiales de Túnez, país con el que ya están trabajando para ayudarle a crear un centro nuevo de fusión de inteligencia, ha explicado Stoltenberg.

Respecto a Libia, los países de la OTAN continuarán “los preparativos para asistir a Libia a diseñar sus políticas y estructuras de seguridad, que les ayudarán a unificar y defender mejor su país contra grupos como el Estados Islámico”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »