La nación

Los servicios públicos, el gran reto de la recuperación tras el paso de Sandy

EFE –  Los habitantes de la región de Nueva York viven hoy otro día complicado para su vida cotidiana, aliviada por la recuperación paulatina del transporte público pero aún muy afectada por la falta de electricidad, agua, teléfono o combustible que afecta a millones de personas.

La cifra de muertos en la ciudad es ya de 37, y no se descarta encontrar más cuerpos, según reconoció hoy el alcalde, Michael Bloomberg, quien explicó que la policía y los bomberos seguirán yendo puerta por puerta en las zonas más dañadas en busca de víctimas o personas necesitadas de ayuda.

En algunas zonas costeras de la Brooklyn y Queens, los servicios de emergencia están forzando la entrada en viviendas abandonadas en busca de posibles víctimas.

En general, la Gran Manzana vio este jueves una mejora importante en sus calles, donde la reanudación de buena parte de la red de metro y las limitaciones a la circulación de autos privados en Manhattan hicieron olvidar los monumentales atascos de ayer.

Aunque los convoyes van mucho más atestados de lo habitual, la restauración parcial de catorce de las 23 líneas de metro, junto con una recuperación limitada de los trenes de cercanías, ha devuelto un poco de sensación de normalidad a los habitantes de la atribulada región.

“Está bien que se hayan reabierto algunas líneas para poder llegar más rápido a trabajar. El día de ayer fue un caos verdadero”, señaló a Efe José Ansures al salir de un vagón.

Sin embargo, la paulatina vuelta a la normalidad en los transportes -desde hoy funcionan ya los tres aeropuertos más próximos a Nueva York- y otros servicios (el sábado reabrirán los parques y el lunes las escuelas) no logra compensar la lentísima recuperación de los servicios públicos.

Las autoridades anunciaron hoy la distribución hasta el fin de semana de un millón de comidas preparadas y millones de botellas de agua.

Sólo en la ciudad, unos 508.000 abonados siguen sin electricidad, lo que habitualmente quiere decir que están también sin teléfono ni agua.

Los barrios de Manhattan y Brooklyn volverán a tener luz el sábado, pero el Bronx, Queens, Staten Island y el condado de Westchester no la recuperarán hasta dentro de 10 días, según anunció la empresa Con Edison.

Las empresas de electricidad reparten hielo seco y normal en numerosas zonas de la región.

Además, el ayuntamiento neoyorquino está instalando fuentes de agua potable en zonas donde las viviendas no tienen suministro (cinco en la parte baja de Manhattan).

En el estado de Nueva Jersey, el gobernador Chris Christie anunció hoy restricciones en el suministro de agua potable.

El servicio de telefonía móvil también está sufriendo muchos problemas, ya que al corte de suministro eléctrico de antenas y la inundación de varios centros de conmutación de algunas empresas del sector.

Algunas empresas van a instalar equipos especiales de emergencia en Manhattan para intentar mejorar las comunicaciones móviles.

Pero uno de los problemas más graves es la falta de gasolina, ya que muchas estaciones de servicio no pueden operar por falta de electricidad, lo que ocasiona colas de varios cientos de metros en aquellas que tienen energía y suministros.

Un taxista que se identificó como Panchito dijo a Efe, mientras hacía una larga fila en una gasolinera de El Bronx, que había tenido que llegar desde Manhattan. “He buscado en varios sitios y en ningún lado hay, en ninguna parte”, explicó.

Los problemas son aún más agudos en la parte central y este de Long Island (estado de Nueva York) y en el estado de Nueva Jersey, el más afectado por la tormenta.

En conjunto, en las zonas más aisladas, la situación es muy mala: “No hay electricidad, no hay agua, no hay gasolina (para los generadores), no hay ayuda oficial”, se lamentaba hoy entre escombros un residente de la asolada zona de la península de Rockaway,

Foto: Autos permanecen en una calle inundada, este 1 de noviembre, en Belmar, Nueva Jersey (EE.UU.), tras el paso de Sandy. El Gobierno de EE.UU. dijo hoy que ha aprobado más de 3,4 millones de dólares en ayuda directa a más de 36.000 damnificados por el ciclón “Sandy”. EFE

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »