Latinoamérica Hoy

Maduro exhibe músculo militar frente al abismo social

6 de Julio de 2015 – Bogotá – Agencias.

En medio de una desoladora crisis económica y de enormes tensiones políticas, Venezuela conmemoró el aniversario de su independencia con un desfile cívico-militar en el que el Gobierno bolivariano exhibió un poderío militar y unos fastos en directa confrontación con la verdadera situación del país. Casi 6.000 combatientes y numerosos vehículos militares desfilaron por el Paseo de los Próceres de Caracas en el 204º aniversario de la firma del Acta de la Independencia y en un acto que estuvo encabezado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien aprovechó su locución para lanzar una dura crítica hacia la oposición.

El mandatario aseguró que el principal reto de su Gobierno es conseguir «la independencia económica y tecnológica» y liberar a Venezuela de «las mafias de contrabandistas, parásitos y de burgueses que han secuestrado la economía del país para hacer sufrir al pueblo». Un mensaje que tuvo su respuesta desde la oposición, cuyos líderes, desde las redes sociales, mostraron su confianza en que pronto finalicen los días de gobierno de las fuerzas chavistas. Al mismo tiempo, animaron al pueblo venezolano a que participe el próximo 6 de diciembre en las elecciones parlamentarias propuestas en el país para así conseguir desbancar al actual dominio oficialista en el órgano legislativo.

Mujeres con la cara pintada con los colores de la bandera venezolana, desfilan por el aniversario de la independencia.

Mujeres con la cara pintada con los colores de la bandera venezolana, desfilan por el aniversario de la independencia.

La celebración no hace sino remarcar aún más la difícil situación que atraviesa Venezuela y caldear las ya de por sí tensas relaciones políticas a raíz de la detención de varios opositores por parte del Gobierno, entre ellos el ex alcalde Leopoldo López, quien acaba de abandonar una larga huelga de hambre mediante la cual exigía que se fijara una fecha para los comicios parlamentarios.

Felicitaciones a Grecia

Con todo, y desoyendo las críticas, Maduro aprovechó el acto para felicitar a Grecia por la victoria del «no» en el referéndum consultivo celebrado el domingo sobre la aprobación de las medidas de reformas de austeridad propuestas por los acreedores al país heleno. «Grecia ha dado un paso histórico con la victoria del referéndum. Felicitaciones al pueblo de Grecia que le ha dicho no al Fondo Monetario Internacional, y a los vampiros de la banca mundial», exclamó Maduro.

También hubo un guiño hacia EE UU al trascender que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y la canciller venezolana, Deisy Rodríguez, intercambiaron misivas a propósito de la conmemoración de sus independencias. Esto llega en un momento en que ambos países buscan componer sus relaciones y reducir la tensión creada por el decreto firmado por el presidente estadounidense, Barack Obama, que el pasado marzo declaró a Venezuela una «amenaza» para la seguridad estadounidense.

«Cuánto hemos avanzado en la educación y salud pública, en las misiones, en la independencia y soberanía política, en el Estado de justicia, en la democracia protagónica», añadió Maduro en un discurso en el que, además, agregó que después de la firma del Acta de Independencia Venezuela tiene un largo camino por recorrer y nuevas victorias por conquistar. Además, reafirmó su confianza en el triunfo del socialismo en este país. Voces que, sin embargo, van en dirección opuesta a la dramática situación del país que sigue en caída libre hacia un abismo económico que tiene su reflejo en una inflación superior al 68%, la escasez de productos básicos o en la constante recesión de un aparato productivo que tiene su peor exponente en la caída de los precios del petróleo, principal fuente de recursos del país. Por si fuera poco, la escalada de la inseguridad ciudadana es alarmante. La tasa de homicidios llegó a 62 por cada 100.000 habitantes, según cifras de la Fiscalía General. Otros datos, no oficiales, fijan en un 82 la tasa de muertes violentas.

Sin cerveza

Además, en un país cuya población está poco acostumbrada a las comodidades, una disputa entre el régimen bolivariano y Empresas Polar, el consorcio de alimentos y bebidas más grande de Venezuela, está a punto de dejar sin cerveza a los venezolanos. El problema radica en que los importadores no tienen dólares para afrontar sus deudas con los productores de materia prima internacional, lo que ha generado una deuda con los proveedores internacionales de 217 millones de dólares desde finales de 2014, por concepto de cebada y productos necesarios para envasar. Se espera que a fin de mes la escasez sea total. Una probabilidad que, además del inconveniente que puede suponer la carestía de una de las bebidas más consumidas del país, podría repercutir en el casi millón de empleos directos que en Venezuela están vinculados con el sector de los licores.

Así, a la falta de papel higiénico, toallas sanitarias, azúcar o pollo, ahora se agrega una de sus bebidas favoritas, la cerveza, lo que viene a generar todavía más malestar a sus habitantes que, a pesar de las promesas, siguen sufriendo cada día la escasez de los productos básicos en las estanterías de los supermercados. Una situación que ha llevado a la popularidad del chavismo a caer a casi la mitad en Venezuela con Maduro en el poder, según una reciente encuesta. Si a finales de 2012, el último día que Hugo Chávez se dirigió al país, quienes se definían como chavistas representaban el 44% de la población del país, hoy la cifra apenas llega al 22%. Con todo, y a pesar de esta dramática situación, Maduro ha convocado para hoy un nuevo un desfile militar para para conmemorar los 40 años de la graduación del fallecido mandatario en la antigua Academia Militar de Venezuela, ahora conocida como Universidad Militar de Venezuela.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »