Latinoamérica Hoy

Maduro mantiene la condena a su oponente Leopoldo López

13 de agosto de 2016 – Agencias.

El gobierno chavista sigue mostrando su rostro más autoritario. Tras retrasar una vez más el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro ahora se niega a desprenderse de su tesoro más preciado, el preso político Leopoldo López. El líder opositor se ha convertido en moneda de cambio para la corte bolivariana. Solo lo soltarán cuando obtengan una recompensa.

Leopoldo López en una imagen de vídeo captada en su celda.

Leopoldo López en una imagen de vídeo captada en su celda.

La Corte de Apelaciones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano ratificó ayer la sentencia contra Leopoldo López, el político preso más emblemático del antichavismo, condenado a 13 años, nueve meses y siete días de prisión por la violencia desatada en una protesta antigubernamental.

«La sentencia condenatoria fue confirmada en iguales términos. Ya es oficial», informó el abogado defensor del político opositor venezolano, Juan Carlos Gutiérrez, en un mensaje en la red social Twitter.

López fue condenado a fines del año pasado a 13 años y nueve meses en prisión tras ser encontrado culpable de los delitos de instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir, vinculados con su llamado a organizar un movimiento de protestas antigubernamentales en los primeros meses de 2014.

Las protestas se iniciaron con una manifestación convocada por el propio López el 12 de febrero que derivaron en actos vandálicos y la muerte de dos personas por armas de fuego. Posteriormente, las protestas se extendieron por varias semanas dejaron un saldo de 43 muertos y centenares de heridos.

López fue considerado por la Fiscalía el responsable intelectual de estos hechos por sus discursos «incendiarios», pero la defensa asegura que el dirigente opositor siempre llamó a ejercer el derecho a la «protesta pacífica» sin recurrir a la violencia.

De igual manera, la defensa subraya que los autores materiales de las dos muertes de la protesta del 12 de febrero ya fueron identificados como funcionarios policiales del Estado que carecen de vínculos con López.

Por ello, numerosas organizaciones internacionales consideran a López un «preso político» y han pedido su liberación inmediata, pese a que el gobierno venezolano niega categóricamente que en el país existan prisioneros de conciencia.

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha calificado a López como un «monstruo» y un «asesino» que ocasionó la muerte de decenas de personas por su ambición de hacerse con el poder mediante un plan violento y golpista.

En abril el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela declaró «inconstitucional» la ley de amnistía aprobada por el Parlamento para liberar a varios opositores presos, entre ellos Leopoldo López, condenado a casi 14 años por la violencia desatada durante una protesta en febrero de 2014.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »