Mundo

Manejo especial de alimentos refrigerados

La Listeria ha estado recientemente en las noticias. Esta bacteria trasmitida en los alimentos puede crecer a la temperatura del refrigerador, y causa listeriosis, una enfermedad que puede tardar varios días o hasta semanas en aparecer y que puede causar fiebre, escalofríos, dolores musculares, náuseas y diarrea o malestar estomacal.

La listeriosis puede ser particularmente dañina para mujeres embarazadas y sus bebés no nacidos, recién nacidos, adultos mayores y otras personas con el sistema inmunológico debilitado, como personas con VIH/SIDA, cáncer, diabetes o enfermedad renal, y pacientes de transplantes. Estas personas no sólo tienen más probabilidades de contraer listeriosis, sino que también tienen más probabilidades de padecer una enfermedad más larga, ser hospitalizadas o hasta morir.

Cómo prevenir la listeriosis

La Administración de Alimentos y Medicina de los Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomiendan que los consumidores sigan estos tres fáciles pasos para prevenir la listeriosis:

– Use un termómetro para electrodomésticos y mantenga el refrigerador a una temperatura de 40°F (4°C) o más baja porque la Listeria se multiplica más rápidamente cuando el refrigerador tiene una temperatura por encima de 40°F.

– Use comidas refrigeradas listas para comer lo más rápido posible. Mientras más tiempo estén esas comidas en el refrigerador, más tiempo tiene la Listeria para multiplicarse.

– Limpie el refrigerador periódicamente. La Listeria puede propagarse de una comida a otra a través de sustancias derramadas en el refrigerador.

Si usted es una persona con mayor riesgo de contraer listeriosis, siga estas pautas:
– No coma perros calientes, embutidos, fiambres o salchichas fermentadas o secas a menos que se calienten a una temperatura de 165°F o hasta que estén muy calientes justo antes de servirlas.

– Evite que el líquido de los paquetes de perros calientes y embutidos caiga en otros alimentos, utensilios y superficies donde se preparan alimentos, y lávese las manos después de preparar perros calientes y embutidos.

– No coma paté refrigerado o pastas de carne para untar del mostrador de un deli o una carnicería o de la sección de alimentos refrigerados en un establecimiento.

– No tome leche sin pasteurizar.

– No coma quesos suaves como feta, queso blanco, queso fresco, brie, Camembert, azul o panela a menos que diga en la etiqueta “HECHO CON LECHE PASTEURIZADA”.

– No coma pescado y mariscos ahumados refrigerados, a menos que estén en un plato cocinado, como una cacerola, o que sea un producto enlatado o envasado estable en almacén.

– No coma pescados ahumados refrigerados, como salmón, trucha, esturión blanco, bacalao, atún y macarela. Estos pescados se encuentran generalmente en la sección de alimentos refrigerados o se venden en mostradores de pescaderías y delis de supermercados y delicatessens. / FDA

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »