México

‘Marea viva’ se lleva autos, motos, sombrillas… en playa de Sonora

Los hechos sucedieron en la playa ‘La Choya’ en el municipio Puerto Peñasco, Sonora; no se reportaron personas lesionadas

22 de abril de 2019 – Sonora – Agencias.

Centenares de turistas nacionales y extranjeros que disfrutaban de sus vacaciones en el municipio Puerto Peñasco en Sonora, fueron alcanzados por las aguas del Mar de Cortés cuando la “marea viva” incrementó el nivel del mar arrasando a su paso con todo lo que los vacacionistas tenían en la arena de la playa “La Choya”.

Afortunadamente y gracias a la inmediata reacción de los cuerpos de rescate, no existen reportes de personas lesionadas, solamente cuantiosas pérdidas materiales, principalmente de automóviles, vehículos recreativos como motocicletas, juguetes, sombrillas, casas de acampar, toallas, hieleras, alimentos y distintos aditamentos que los turistas utilizan en la playa.

Los hechos ocurrieron la tarde del sábado, en un video de 52 segundos difundido a través de redes sociales por el periodista Alberto Aldrete, se observa como el agua alcanzó a inundar decenas de vehículos, estacionados junto a la arena de la playa anegada por el mar.

La Unidad Municipal de Protección Civil afirmó que debido a que este fenómeno no es repentino, sino paulatino, no hubo necesidad de iniciar protocolos de atención a emergencias porque en ningún momento estuvo en peligro la integridad física o la salud de los visitantes.

Luis Castro Galán, titular de la Capitanía de Puerto Peñasco, aseguró que distintas autoridades habían advertido a los turistas sobre el riesgo de pernoctar en estas costas donde este tipo de fenómenos son muy comunes debido a su condición geográfica y la interacción de la luna con el mar.

Indicó que ante el exhorto de las autoridades de los tres niveles de gobierno, que estuvieron recorriendo la zona y advirtiendo a los visitantes sobre la posibilidad de que esto ocurriera, la respuesta era “yo vengo a divertirme y de aquí nadie me mueve”.

La próxima “marea viva” podría ocurrir en dos semanas de acuerdo al calendario lunar, en esta ocasión nadie resulto herido porque entre la marea baja y su punto más alto, pasaron hasta seis horas.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »