Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Más de 10.000 personas rescatadas en su ruta hacia Italia en las últimas 48 horas

6 de octubre de 2016 – EFE.

En las últimas 48 horas se han rescatado con vida a más de 10.000 personas en el Canal de Sicilia, en su intento por cruzar el Mediterráneo desde el norte de África hasta Italia. Antes de que llegue el invierno se suele producir un aumento de las tentativas y, según los expertos en navegación, el mar se encuentra estos días en condiciones favorables, pero lo cierto es que el número de migrantes y refugiados que llegan a territorio europeo por esta ruta no cesa, más si cabe, cuando hay una docena de conflictos abiertos en África y Oriente Medio, sin una pronta resolución.

Imagen de uno de los rescates de la Guardia Costera italiana del martes EFE.

Imagen de uno de los rescates de la Guardia Costera italiana del martes
EFE.

La Guardia Costera italiana indicó a Efe que entre los rescatados del martes (4.655) se habían encontrado los cadáveres de 28 personas después de que el lunes –cuando se salvó a unas 6.000 personas– se hallaran los cuerpos de otras nueve. La ONG española Proactiva, por su parte, encontró al menos 22 cadáveres en los rescates que realizó en dichas 48 horas. La ruta desde Libia hasta Italia es de las más peligrosas, de ahí que en lo que va de año ya hayan fallecido 3.054 personas.

Las cuotas impuestas por la UE

Y mientras unos se siguen jugando la vida en su país de origen y después en el mar, en la Unión Europea, aún no han reubicado a los primeros 160.000 refugiados que se comprometieron el año pasado. Esther Pozo, la coordinadora del Programa de Reubicación de la Comisión Europea, pidió ayer durante el seminario «Acogida e integración de refugiados en España» organizado por el Defensor del Pueblo y Acnur, que se acelere el ritmo de los reasentamientos. Pozo recordó que cada Estado miembro puede llevar su propia velocidad, lo importante es que antes de septiembre de 2017 hayan cumplido.

Por ejemplo, «España sólo ha reubicado al 4% de los refugiados de la cuota (394). No es el peor país, pero tampoco está entre los cinco primeros», admitió Pozo. En su opinión, hay países que lo están haciendo muy bien como Francia, Finlandia, Países Bajos y Portugal. Éste último comenzó tarde a reasentar, pero ya ha cogido buen ritmo pues antes se estudió junto a las ONGs lusas la mejor manera de trabajar. Para Pozo, con las cifras “se olvida que se está hablando de personas llenas de ilusiones por tener una forma de ganarse la vida y recuperar la dignidad que han perdido”. La burocracia europea es lenta y compleja y Pozo reconoció que ha habido solicitantes de asilo que, por ejemplo, han muerto de cáncer.

«Creo que a los europeos se les ha olvidado qué es una guerra» y comparó la cifra que ha acogido toda la UE (1,3 millones) con una población de 508 millones frente a los 1,1 millones de Líbano, con 4 millones de habitantes.

Italia, abandonada

La solución “parche” que puso la UE a la crisis de refugiados tiene muchos críticos dentro de los Estados miembros, como se vio el domingo con el reférendum en Hungría, y no se tiene en cuenta que las llegadas a suelo europeo no cesan a pesar del polémico acuerdo con Turquía se está cumpliendo. «Italia se siente abandonada por Europa», manifestó ayer Stéphane Jaquemet, el representante de Acnur en ese país. Jaquemet explicó que desde abril, sólo a Italia han llegado 130.000 personas.

En este contexto, Soledad Becerril, Defensora del Pueblo, y Acnur demandaron ayer a las administraciones españolas que agilicen los trámites, expliquen bien los procedimientos a los refugiados y den un trato singular y especial a los menores no acompañados y acompañados. “Se debe evitar que la burocracia y los diferentes criterios en procedimientos y plazos se conviertan en laberintos para funcionarios y solicitantes de asilo”, señaló la Defensora del Pueblo ayer. En suma, para lograr la integración hay que «ayudarles a que se ayuden a sí mismos», aseveró Becerril. “Nos gustaría ver un compromiso más fuerte por parte de España”, -admitió Jaquemet-, “no queremos una cifra más alta, sino que el proceso sea más ágil y haya más colaboración entre el Gobierno y las comunidades autónomas”.

Uno de los datos más tristes que se conocieron durante la jornada sobre acogida e integración de refugiados es que hay unos 5.500 menores no acompañados, entre Grecia e Italia, pendientes de acogida, por la falta de voluntad europea. La mayoría de Estados miembros rechazan a este tipo de solicitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *