Mundo

Más de 185 desaparecidos tras naufragar un ferry en Sumatra

Familiares de las víctimas esperan en el muelle de Tigaras.

18 personas han sido rescatadas con vida

20 de junio de 2018 – Yakarta – EFE.

Los equipos de rescate continúan la búsqueda de al menos 186 desaparecidos en el naufragio de un navío en el lago Toba, en la isla de Sumatra, tras localizar los cuerpos de tres fallecidos y recuperar con vida a 18 personas.

Dos días después del trágico accidente, las autoridades indonesias piensan que las personas en paradero desconocido han podido quedar atrapadas en el interior del transbordador, que navegaba con 207 ocupantes.

El portavoz de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate (Basarnas), Marsudi, dijo a Efe que los cuerpos de los desaparecidos pueden encontrarse en el interior del barco KM Sinar Bangun, que inicialmente se pensaba que llevaba a bordo solo 80 personas.

Ocupado por encima de su capacidad, la embarcación carecía de un registro de pasajeros, lo que obliga a las autoridades a depender de las informaciones de los familiares.

Desde el lunes, las autoridades han tenido que elevar el número de pasajeros varias veces.

Además de la sobrecarga en el ferri, la Agencia de Climatología, Meteorología y Geofísica (BMKG, en indonesio) señaló al medio local “Detik” que su oficina en la zona emitió dos alertas debido al mal tiempo horas antes de que el barco zozobrase.

El accidente ocurrió en la tarde del lunes durante la ruta de unos 6 kilómetros que conecta la localidad de Tigaras con la isla de Samosir entre altas olas y mal tiempo, lo que obligó a detener las operaciones de rescate la primera noche.

Cientos de efectivos de la policía, ejército y cuerpos de rescate proseguían hoy la búsqueda de los desaparecidos, que se lleva a cabo también con vehículos operados por control remoto.

Akong, un guía turístico de la etnia batak que habita la región del lago Toba, cuenta que los familiares de las víctimas “intentan mantener la esperanza, y rezan”, ya que muy pocos de ellos tienen un barco con el que ayudar en las tareas de rescate.

“Es el peor accidente que he visto en mi vida en el lago”, lamenta a Efe en conversación telefónica el indonesio, de 27 años de edad y cristiano, como la mayoría de los batak.

La última vez que ocurrió un accidente naval tan mortífero en el archipiélago indonesio se produjo en diciembre de 2011, cuando el naufragio de un barco de inmigrantes indocumentados que viajaban hacia Australia causó dos centenares de víctimas, entre muertos y desaparecidos.

El ministerio de Transporte anunció el lunes en un comunicado la apertura de una investigación exhaustiva de las causas del accidente y advirtió a las autoridades portuarias del país asiático de que hagan cumplir las leyes estipuladas para el transporte marítimo de pasajeros.

La semana pasada, al menos 16 personas perdieron la vida en otro naufragio cerca de la costa sur de la isla de Célebes, en la región central del archipiélago.

Decenas de millones de personas viajan en estas fechas en Indonesia durante los principales días festivos del año que suceden al mes islámico de Ramadán y los accidentes aumentan en este periodo debido a infraestructuras precarias o la sobrecarga de pasajeros y mercancías.

El turístico lago Toba está situado en la caldera de un supervolcán que entró en erupción hace cerca de 74.000 años.

El barco es uno de los principales medios de transporte del archipiélago indonesio, formado por más de 17.000 islas y con una población de más de 260 millones de habitantes.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »