México

México está de moda

MODA

Son mexicanos y han sido capaces de dar una posición internacional a su creatividad y a su país. Son jóvenes y soñadores con exceso de talento, materia prima, mano de obra e inquietud y están dispuestos a crear tendencia a través de sus proyectos artísticos más allá de las fronteras. ¿Quién habló de complejos?

DESTACADOS:

— “La palabra México es en sí misma una puerta para nosotros. La gente tiene una gran apertura hacia nuestra cultura y, generalmente, somos muy bien recibidos en cualquier parte del mundo”, dice Karla Sartí, fundadora de la plataforma de moda online “México está de Moda”.

— “Creo que los mexicanos somos genéticamente creativos, encontramos soluciones a lo más complejo con los elementos más simples y eso se refleja en el diseño mexicano”, explica la fotógrafa Olivia Vivanco.

— Hacer los proyectos rentables en México es una de las finalidades de las instituciones creadas para apoyar a la micro, pequeña y mediana empresa (MiPYMES) en el país latinoamericano.

Según el diccionario, “emprender” es la capacidad de concebir e incubar en la mente ideas creadoras. Es un acto de la genialidad humana. Y en México, el genio, abunda.

Todos ellos son “hacedores” de sueños. “Voy a ser la tienda más grande de videojuegos, “gadgets” y películas este año. Quiero ser el Amazon mexicano. Existe un eBay, que es Mercado Libre, pero no hay un Amazon”, así de rotundo vaticina el futuro de su negocio online Raúl Castellanos, Ingeniero Industrial por la Universidad Iberoamericana y Máster por el Massachussetts Institute of Technology, nacido en la Ciudad de México en 1981.

Castellanos cuenta en entrevista con Efe que siempre supo que quería poner un negocio pero no sabía de qué. “Una vez que nació la idea de Teragu.com, una tienda online especializada en videojuegos y “gadgets”, tardé más de dos años en renunciar a mi trabajo con el que estaba subsidiando la operación de mi negocio y pagando mis préstamos del posgrado”. Hoy, lleva la tienda junto a su hermano y socio, Andrés.

EMOCIONES FUERTES

En opinión de este joven mexicano, emprender es un proceso lleno de emociones fuertes. “La gente te advierte que es difícil, pero nunca te imaginas que la etapa complicada pueda durar tanto tiempo”, dice. “Es común estar nervioso, pasar noches de insomnio, tener ganas de aventar la toalla y entrar en pánico”, añade.

Y es que en México, este proceso puede ser un poco más lento debido a la falta de estructura para nuevos negocios. Hacer los proyectos rentables en México es una de las finalidades de las instituciones creadas para apoyar a la micro, pequeña y mediana empresa (MiPYMES) en el país latinoamericano. Éstas ofrecen créditos, asesoría y capacitación para los emprendedores y sus negocios. Pero en la realidad esto se encuentra con muchos obstáculos.

Arturo Mendicuti, titular de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), afirma que el 80 por ciento de los negocios que inician al año en México no son redituables y fracasan. “Esto se debe en su mayor parte a la falta de capacitación y a la improvisación por parte de los emprendedores y negocios mexicanos a la hora de planear o iniciar nuevos proyectos”.

Aspecto que Raúl Castellanos critica: “Los préstamos que otorga el gobierno a través del Fondo para el Desarrollo de Recursos Humanos (FIDERH) no contemplan la opción de que emprendas algún negocio regresando de tus estudios. Sin una carta membretada del Director de Recursos Humanos, un emprendedor pagaría más intereses por el préstamo que un empleado normal”.

EMPRESAS 100 POR CIEN MEXICANAS

Una lástima, recuerda este Ingeniero Industrial, ya que para él: “Es emocionante emprender y más si sabes que, si tienes éxito, millones de personas en México se pueden ver beneficiadas gracias a ti. Internet nos ha dado voz a través de las redes sociales y también la posibilidad de competir con transnacionales para crear una empresa 100 por cien mexicana”.

Más allá de las trabas logísticas o de apoyo institucional con las que se topan, los jóvenes emprendedores coinciden en un punto, México no tiene ningún motivo para sentirse acomplejado de cara al exterior.

Marisa Fernández, coeditora junto a Paola González del libro “México Kitsch”, un libro-homenaje que recopila imágenes con esa estética, afirma que el país merece ser reconocido y apreciado en el extranjero, empezando por nosotros mismos. La intención de esta historiadora del arte y fotógrafa, respectivamente, es “concientizar, subrayar algo que existe, como la estética kitsch en este caso, que solo necesita reflectores para apreciarse y brillar”.

El libro “México Kitsch” fue seleccionado para formar parte del Proyecto Destination Mexico, una iniciativa que llevó a las tiendas del MOMA de New York a 60 diseñadores mexicanos con 150 productos.

Según las autoras, lo verdaderamente extraordinario es que “cuando personas que no conocemos, mexicanas o extranjeras compran el libro, lo disfrutan tanto como nosotras lo hicimos al producirlo”.

MÉXICO SOBRESALE

En este sentido, Paola González destaca que México sobresale de manera global con el enorme talento y la mano de obra de sus artesanos que le otorgan un toque ingenuo a los objetos que reinterpretan.

Aspecto con el que coincide la fotógrafa de 40 años, Olivia Vivanco Torres. “A mi parecer, México tiene una gran tradición y el arte mexicano, así como la riqueza de su artesanía, se conocen en todo el mundo. Pienso que se ha creado una conciencia del potencial comercial de este talento y que las escuelas de educación artística así como las posibilidades de difusión del Internet han contribuido a su impulso y reconocimiento”.

Esta fotógrafa también fue seleccionada para el Proyecto Destination Mexico. “El público está sumamente receptivo a las nuevas propuestas y dicho evento fue un parteaguas para que el diseño mexicano se coloque en el mercado internacional, por lo que definitivamente el diseño ha dejado ya de verse como curiosidad para ser apoyado como una empresa rentable”, comparte.

Vivanco decidió combinar su formación en diseño con la fotografía, su verdadera pasión. El resultado se tradujo en pequeños imanes en los que retrató el entorno de la ciudad, el arte urbano y sus escenas cotidianas.

“A la gente le gusta verse en sus objetos, ¿qué mejor que verse en su ciudad en un pequeño imán sobre su refrigerador? Empecé a mover mis productos en tiendas de museos y tiendas especializadas en objetos de diseño, las cuales han empezado a estar en auge dejando a un lado el concepto de solo artesanía para revalorar el joven diseño mexicano”.

“Creo que los mexicanos somos, podría casi decir que genéticamente, creativos, encontramos soluciones a lo más complejo con los elementos más simples y me parece que eso se refleja en el diseño mexicano. Han dejado de darnos pena nuestros objetos tradicionales y hemos decidido intervenirlos, transformarlos y reinventarlos dando una personalidad propia al diseño hecho en México”, explica Vivanco en conversación con Efe.

FUENTE DE INSPIRACIÓN

No hay duda de que México posee una riqueza visual, cultural y gastronómica poderosa. ¿Cómo exportarlo al exterior?.

La joven mexicana Karla Sartí, directora y creadora de la Plataforma online especializada en moda y estilo “México está de Moda”, que busca promover el diseño, las marcas y el talento más vanguardista mexicano, cuenta que, a través de ella, los creadores pueden mostrar el trabajo, los colores, la cultura y el folclor mexicano en el exterior.

La plataforma cuenta con una amplia red de contactos internacionales y representantes de diseñadores y marcas mexicanas en Europa.

“La palabra México y la riqueza cultural que representa es en sí misma una puerta para nosotros, la gente tiene una gran apertura hacia nuestra cultura y generalmente somos muy bien recibidos en cualquier parte del mundo. Este mismo efecto lo tenemos en la moda y, poco a poco, hemos ido abriendo brechas y creando la imagen de que en México hay creatividad, talento y vanguardia. México ha sido siempre fuente de inspiración para grandes diseñadores de talla internacional, gustan mucho los colores, las formas y los tejidos que nos representan”.

Estos jóvenes artistas y creadores aconsejan fundamentalmente “creer en su trabajo”, “hacer equipo con gente que comparta los mismos objetivos”, “sumar esfuerzos”.

Porque, como concluye Karla Sartí, “en México lo tenemos todo: talento, mano de obra, materia prima e inquietud”.

Por Claudia Munaiz.
EFE/ Reportajes.
FOTOS: Cortesía de los entrevistados.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »