Mundo

Miles de policías británicos protestan en Londres contra los recortes

Miles de policías del Reino Unido tomaron hoy las calles del centro de Londres para protestar contra los recortes aplicados por el Gobierno del conservador David Cameron y el “deterioro” en sus condiciones laborales.

Las discrepancias mostradas en los últimos meses por la Policía hacia los planes del Ejecutivo culminaron hoy en una marcha que se hizo coincidir con una jornada de huelga de los empleados del sector público en protesta por los cambios en su sistema de pensiones.

“Han recortado el 20 por ciento del presupuesto de la policía pero no solo eso: están traspasando muchos de los servicios que podríamos hacer nosotros a compañías privadas”, aseguró a Efe Gary Sutton, inspector de la policía de Kent (sureste de Inglaterra).

“Estamos decepcionados, quizás más que otros empleados públicos, pero lo que de verdad nos preocupa es la privatización del cuerpo”, dijo Sutton.

Miles de policías sin uniforme llegados de diversas ciudades británicas -unos 20.000 según los medios- pasaron frente al Parlamento de Westminster y Downing Street con pancartas que acusaban al “premier” británico de estar “desmantelando” la policía.

A medida que avanzaba la marcha, los manifestantes saludaban a sus compañeros de Scotland Yard que, de uniforme, vigilaban que la protesta transcurriera en paz.

La manifestación coincidió con un paro al que sumaron catedráticos, personal penitenciario, empleados sanitarios y de los ministerios, lo que afectó en el Reino Unido al funcionamiento de los tribunales de justicia, las oficinas de búsqueda de empleo, aeropuertos y hasta al Parlamento.

La ley británica prohíbe ir a la huelga a los policías desde 1919, por lo que todos los participantes en la marcha de Londres habían pedido el día libre en sus respectivos puestos de trabajo, motivo por el cual no podían vestir de uniforme.

Para el inspector de Manchester Graham Barry, la manifestación de hoy tenía como objetivo que el Ejecutivo reconsidere “el cambio en los salarios, los cortes en las pensiones y la privatización de la policía”.

Por su parte, el inspector jefe de Scotland Yard, Robert Cogan, lamentó que el Gobierno haya “decidido atacar a los policías”.

“Llevo en el cuerpo 25 años y ahora quieren cambiar las condiciones de mi contrato. Cuando me retire, ganaré 6.000 libras menos al año (unos 7.200 euros) respecto a lo que iba a ganar. Mi nivel de vida va hacia atrás, en lugar de hacia adelante”, afirmó Cogan.

En 2011, un informe de la policía alertó de que los recortes presupuestarios obligarán a reducir 34.000 puestos de trabajo (entre ellos 16.200 agentes) en un plazo de cuatro años, algo que, según el documento, haría aumentar un 3 por ciento los índices de criminalidad en el Reino Unido.

Foto: EFE

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »