Mundo

Mineros denuncian maltrato policial en Sudáfrica

Aparatos de la Fuerza Aérea israelí atacaron la madrugada de ayer varios objetivos en el norte y sur de la franja de Gaza en respuesta al disparo de cohetes por milicias palestinas contra el territorio israelí, según fuentes oficiales de ambas partes.

De acuerdo a fuentes de seguridad en la franja y testigos, cazabombarderos F-16 dispararon al menos seis proyectiles contra tres sitios pertenecientes a milicias en el norte y sur de la franja, que causaron explosiones que pudieron escucharse a varios kilómetros.

Los testigos precisaron que los blancos de estos ataques eran antiguos puestos de seguridad que milicianos del grupo islamista Hamás empleaban en el norte de Gaza.

En los ataques resultaron heridas leves dos personas, según fuentes sanitarias en la franja mediterránea.

Por su parte, el Ejército israelí confirmó en un comunicado que su aviación atacó “dos sitios terroristas para la producción y almacenamiento de armas en el norte de la franja de Gaza” y sostuvo que se trató de “una respuesta a los continuos ataques con cohetes sobre territorio israelí”.

Asimismo, la nota asegura que el Ejército israelí “no tolerará ningún intento de dañar a ciudadanos o soldados y continuará operando en contra de cualquier persona que utilice el terror contra Israel” y responsabilizó a Hamás de cualquier actividad que emane de la franja que controla desde 2007. / Efe.

Pie de foto: Un niño camina en una casa destruida en la Franja de Gaza. / Efe.
Durante el fin de semana pasado, cerca de 100 mineros presentaron denuncias de maltrato por parte de las autoridades policiales después de ser arrestados mientras realizaban una manifestación.

Durante la manifestación de los trabajadores de la mina Marikana hace dos semanas, perdieron la vida 44 mineros a manos de agentes de la Policía sudafricana. Los agentes respondieron con fuego real a la manifestación de mineros, algunos de ellos armados con palos y machetes. La protesta concluyó además con otros más de 70 mineros heridos y casi 260 detenidos, que permanecen bajo custodia policial en la zona de Rustenburg, en el noroeste del país.

La Dirección de la Policía Independiente de Investigación (IPID por sus siglas en inglés) intenta aclarar lo ocurrido y el viernes pasado por la noche presentó un informe preliminar al ministro de Policía, Nathi Mthethwa, según recoge el diario ‘City Press’.

El portavoz del ministro, Zweli Mnisi, confirmó la recepción del informe a la agencia sudafricana de noticias SAPA. “El informe preliminar proporcionado al ministro confirma que el 22 de agosto llegó a la atención de la IPID que los detenidos relacionados con el incidente de Marikana fueron agredidos por miembros del SAPS (Servicio de Policía) en la estación de Policía de Phokeng y de la estación de Policía de Mogwase”, explicó Mnisi en un comunicado.

“Cualquier oficial de Policía cuya conducta no esté en línea con los principios constitucionales, debe enfrentarse a la fuerza de la ley y animo a la IPID para que investigue estas denuncias sin temor ni favor”, subrayó el Ministerio. / Agencias.

Foto: Familiares se reúnen en el lugar de la masacre para oficiar un servicio religioso en memoria de las víctimas. / Efe.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »