La nación

Muere el juez del Tribunal Supremo de EE UU, Antonin Scalia, a los 79 años

14 de febrero de 2016 – Nueva York – Agencias.

El juez coservador de la Corte Suprema Antonin Scalia murió ayer en un rancho cerca de Marfa en Texas a los 79 años.

Antonin Scalia, en una imagen de 2010. Reuters.

Antonin Scalia, en una imagen de 2010. Reuters.

Conocido por su gran inteligencia y su verborrea durante sus batallas dialécticas contra los juecez liberales del Alto Tribunal, fue nombadao por el presidente republicano Ronald Reagan en 1986.

Su fallecimiento, confirmado ayer por el gobernador de Texas Greg Abbott hasta donde había ido a cazar, abre ahora un nuevo frente de batalla en Washington. El presidente Barack Obama, que ya ha nombrado a dos jueces del Tribunal Supremo liberales Sonia Sotomayor y Elena Kagan, tendrá que elegir a otro juez. De esta forma, desequilibraría el Alto Tribunal formado por nueve jueces, ocho asociados y un presidente. En cambio, ayer el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, de Kenctucky, apuntó que el presidente Barack Obama no debía nombrar a ningún juez para que sustiyese a Scalia debido a los pocos meses que le quedan de presidencia.

Hasta ahora el Alto Tribunal lo han formado cuatro liberales y cuatro conservadores. Mientras, el presidente John Roberts, nombrado por el republicano George W. Bush, suele decidir con los conservadores. En cambio, dio la sorpresa cuando decidió a favor de la Reforma Sanitaria del presidente Barack Obama.

Sin duda, su reemplazo será manteria de discusión en la agitada carrera política a la Casa Blanca, debido a la importancia de las decisiones que tiene que tomar este Alto Tribual este año. Las mismas serán anunciadas en junio.

Primer italoamericano en la Corte Suprema, Scalia fue un juez muy importante prácticamente desde el primer día que llegó al Alto Tribunal, donde siempre tuvo una presencia intimidatoria ante los abogados. Con una mente brillante, al mismo tiempo tuvo una gran influencia en los jóvenes conservadores. A favor de la pena de muerte y en contra del aborto, destacó sobre todo por sus comentarios ante las relaciones entre los hombres homosexuales. Cuando sus colegadas derogaron las leyes que señalaban a gays y lesbianas en 2003, les acusó de apuntarse “a la agenda homosexual que elimina la desgracia moral que tradicionalmente se ha unido a la conducta homosexual”.

A pesar de sus peleas con los jueces más liberales del Alto Tribunal, se hizo muy amigo de la juez Elena Kagan, nombrada por el presidente Barack Obama, con la que solía ir a cazar. Pero, sobre todo era conocida su excelente relación con la más liberal del Tribunal Supremo Ruth Ginsburg.

Sobre todo será recordado por su importante decisión sobre el caso de 2000 Bush v. Gore, que frenó el recuento de votos en Florida. De esta forma, se decidió la presidencia a favor del republicano George W. Bush. Su respuesta a las críticas siempre fue: “Superadlo”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »