Alabama

Mujer condenada a 10 años de prisión, por abuso sexual de una niña

11 de abril de 2019 – Tuscaloosa – Alabama – Agencias.

Una mujer del condado de Tuscaloosa, ha sido condenada a cumplir 10 años de prisión, por abusar sexualmente de una niña en el año 2014.

Lindee Dyer, de 29 años, fue condenada el mes pasado por abuso sexual en primer grado, de un niño menor de 12 años. El jurado declaró que no era culpable de un cargo de tortura sexual.

Los fiscales dijeron que Dyer estuvo involucrada en una disputa con miembros de la familia, cuando agredió sexualmente a la niña de 4 años y le ordenó que dijera que otra persona la había lastimado.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Tuscaloosa, solicitó la sentencia máxima de 20 años, mientras que Dyer esperaba evitar la prisión. El juez de la corte de circuito del condado de Tuscaloosa, Al May, la condenó a 10 años, en una audiencia el miércoles por la mañana.

Sus abogados, Gar Blume y Rachel Blume, le dieron al juez una notificación oral de apelación.

“Por supuesto, seguimos decepcionados de que se haya devuelto un veredicto de culpabilidad”, dijo Gar Blume. “Esperábamos que el juez May, fuera aún más indulgente en la sentencia. Sin embargo, ya que originalmente fue acusada de tortura sexual de un niño menor de 6 años, lo que conlleva a una vida obligatoria en la cárcel, sin posibilidad de libertad condicional, las cosas podrían haber ido peor para ella”.

La abuela de la víctima escribió una carta solicitando la sentencia máxima.

“Las acciones de Lindee Dyer han costado a nuestra familia muchas noches sin dormir, muchas lágrimas y muchas dificultades financieras”, escribió. “Pero todo eso no es nada, en comparación con el abuso mental y físico que infligió (a la víctima)”.

Nueve amigos y un terapeuta familiar, escribieron cartas al juez en nombre de Dyer, pidiéndole indulgencia.

El terapeuta dijo que Dyer ha experimentado depresión y ansiedad y escribió que no sería una amenaza para la comunidad, ni para otros niños, si permanecía libre.

“Ella posee una gran integridad y se esfuerza constantemente para asegurarse de que está haciendo lo correcto”, escribió un amigo. “Lindee es una madre, hija, hermana, nieta y amiga cariñosas”.

Gar Blume, dijo que no había pruebas que indicaran que su cliente había hecho daño a la niña.

“Habían tantas incertidumbres sobre este caso”, dijo. “Lo único que quedó claro, fue que una niña de 4 años tuvo una lesión y que ocurrió en presencia de Lindee Dyer. Parece haber un sentido creciente en la sociedad actual, de que alguien debe ser criminalmente culpable por cada y cualquier lesión. La noción de lesiones accidentales, parece haberse quedado en el camino”.

Lo más leído

To Top
Translate »