México

Nace bebé de tres padres, pero no todos están contentos

2 de octubre de 2016 – Agencias.

No todos están contentos con el nacimiento a principios de este año de un bebé con tres padres aparentemente sano, cuyo caso apareció el martes en una publicación científica.

El bebé nació el 6 de abril en México, habiendo sido concebido mediante una técnica conocida como “transferencia nuclear de huso” o “de los tres padres”.

bebe-tres-padresComo fue reportado en la revista Fertility and Sterility, el uso de esta técnica reproductiva fue creada para prevenir el síndrome de Leigh, una severa condición neurológica que afecta al menos a uno de 40.000 recién nacidos.

La madre previamente había tenido cuatro embarazos malogrados y dio a luz a dos hijos, uno de los cuales sobrevivió menos de un año y el otro solo seis años debido al síndrome.

Por razones religiosas, la madre quiso utilizar una técnica que no requiriera la destrucción de óvulos fertilizados, condición exigida por un tratamiento aprobado en el Reino Unido.

Encabezados por el doctor John Zhang, fundador de la clínica New Hope Fertility Center en Nueva York, los médicos de la mujer dejaron Estados Unidos, donde la técnica no ha sido aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), y realizaron el tratamiento en México, donde no existen regulaciones al respecto.

Aunque el doctor Zhang dijo que se trataba de la primera vez que se aplicaba esta técnica, una versión similar ha sido usada por clínicas de fertilidad en el pasado, según explicó el profesor Hank Greely de la Universidad de Stanford, quien se especializa en las implicaciones éticas, legales y sociales de las nuevas tecnologías biomédicas.

“Alrededor de una docena de bebés nacieron en EE.UU. a finales de los 90 y principios de los 2000 antes de que la FDA -presionada, creo, por inquietudes acerca de la clonación- decidiera que este procedimiento necesitaba de su aprobación”, dijo Greely, quien añadió que las clínicas dejaron de aplicar el procedimiento después de esto.

Aunque en el pasado, la técnica fue utilizada para ayudar a mujeres a concebir y dar a luz a hijos saludables en casos de infertilidad, la nueva versión fue creada para enfrentar un problema específico: mutaciones mitocondriales.

¿Qué es la mitocondria?

Casi todas las células del cuerpo humano tienen mitocondria. Estos “organelos” -una miniversión de un órgano dentro de una célula- funcionan como pequeñas baterías produciendo mucha de la energía que se requiere. Lo raro de la mitocondria es que lleva 37 genes propios y estos se transmiten, intactos, de la madre al hijo.

Un espermatozoide también lleva su propia carga de baterías, pero cuando se fusiona con el óvulo para formar un embrión, la mitocondria masculina se marchita y muere.

Sin importar si somos hombres o mujeres, heredamos nuestro ADN mitocondrial de nuestras madres, quienes a su vez heredaron el suyo de sus madres.

Pero en ocasiones una mujer puede nacer con una mutación en su ADN mitocondrial. Aunque los defectos genéticos pueden no tener efectos negativos sobre ella, sí podrían causar algún desorden medio o severo al pasar al hijo, dijo Owen K. Davis, presidente de la Sociedad Americana para la Medicina Reproductiva. Los resultados de Zhang serán presentados en la conferencia anual de esta organización el mes próximo.

“Para tener la enfermedad en toda regla, uno debe tener un gran porcentaje de esta mitocondria mutada y puede ir empeorando”, dijo Davis.

En el caso de la mujer atendida por Zhang, cerca de un cuarto de la mitocondria de la madre presentaba mutación, mientras que los bebés que perdió tenían más de 95%.

¿La solución? Usar el ADN mitocondrial de otra mujer con el fin de reducir el riesgo a un nivel muy bajo.

Esencialmente, Zhang y sus colegas sacaron la mitocondria del óvulo de la madre, en su lugar insertaron la mitocondria de la donante y fertilizaron el óvulo.

“La transferencia del embrión (normal) resultó en un embarazo sin contratiempos con el nacimiento de un niño sano a las 37 semanas de gestación”, escribieron Zhang y sus colegas en el estudio publicado.

Dudas sobre el futuro del bebé

Algunos expertos mostraron dudas sobre el procedimiento.

“Resulta desafortunado que haya gente que decidirá involucrarse en este tipo de turismo reproductivo para salirse de un sistema hecho para crear el método reproductivo más seguro y científicamente avanzado”, dijo Lori P. Knowles, profesora adjunta en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Alberta.

“Su punto de vista fue apoyado por R. Alta Charo, profesora de leyes y bioética en la Universidad de Wisconsin. Esta técnica, explicó Charo, ha sido examinada de cerca tanto por las autoridades reguladoras británicas como por la Academia Nacional de Medicina de EU y la Academia Nacional de Ciencias.

“Es lamentable que ahora esté ocurriendo en países que no han tenido aproximaciones serias tanto al aspecto técnico como al ético”, dijo Charo. “va a ser complicado usar los resultados de este esfuerzo en particular en el contexto de una recopilación organizada de datos”, afirmó. “Y es una pena, habrá una importante pérdida de información no solo para la ciencia sino para cada paciente en el futuro que considere esta opción”.

Pero aún más importante es su preocupación por el niño que ahora tiene seis meses de edad.

“Ahora será importante vigilar la salud del menor”, dijo Charo. “Siempre es una maravilla el nacimiento de un bebé sano… hasta donde sabemos”, dijo Knowles.

Y no está sola en su escepticismo. El martes, el Centro de Medios Científicos publicó los comentarios de 12 expertos, muchos de los cuales mostraron reacciones similares a la noticia.

“Sabemos que el procedimiento no es perfecto”, dijo el Dr. David J Clancy, conferencista y profesor de la Universidad Lancaster, quien explicó que en 2015, un estudio publicado mostró “que la expansión específica de tejido de ADN mitocondrial mutado durante el desarrollo puede presentarse y causar enfermedades dependiendo de sus niveles”.

“Esto demuestra que la técnica en sí misma es bastante falible”, consideró Knowles, quien hizo notar que no hay garantía de que la mutación no se acumule en el bebé y eventualmente produzca una enfermedad. “Lo cual es la razón por la que se supone que uno debe ir lento… y no pasar inmediatamente a la creación de bebés”.

El Dr. Zhang no pudo ser contactado para este artículo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »