Editorial

Navidad, un instante que ojalá durara para siempre

21 de Diciembre de 2015 – Jairo Vargas (Director Latino-News)

Navidad es una época que llena a todos de alegría, es un tiempo de paz y por alguna razón la solidaridad brota en cada uno de nosotros, seamos creyentes o no, se regalan sonrisas y muchos estamos prestos a compartir, es un bello periodo, donde como dicen muchos: se pasea el espíritu navideño por el corazón de cada uno de nosotros.

Así seamos conscientes que estas fechas se prestan para un comercio ávido de compradores motivados por los anuncios con grandes descuentos y enmarcados con bellas y bellos modelos en un fondo musical de tradicionales villancicos, y que algunos no sepan con certeza que se celebra un 25 de diciembre y que el sentido religioso en el que se basa la celebración del nacimiento del Redentor para los católicos y algunos cristianos, se haya diluido en el olvido con el pasar del tiempo.

navidadLa Navidad, por lo menos para la gran mayoría de los latinos, es un hermoso momento que esperamos con ansias desde que éramos niños; quizás esos pequeñines motivados por los regalos, las luces, los adornos, los personajes que fueron naciendo alrededor de las tradiciones: Papa Noel, (Santa Claus), los más populares, y a los que les fueron agregando junto a los renos, Elf, Frosty, el Grinch, el revisor del Expreso Polar y un sin número de personajes ficticios creados por la magia de Hollywood, Disney y las películas del momento; porque cuando sale una nueva para los pequeños y no tan pequeños, revoletean en torno de los personajes ficticios, toda una gama de productos que produce estruendosos dividendos a los productores.

Son mayores las ganancias por los juguetes, atuendos, ropas, calzados, cuentos, electrónicos, etc., que nacen con la película infantil, que lo que pudiera producir la misma película, por ejemplo: la exitosa película Frosty; no hay pequeño que no le pida a sus padres algún elemento Frosty y claro, los padres, abuelos y familiares se esfuerzan por complacerlos, pues de los contrario, se pueden perder la sonrisa de satisfacción, de sus hijos y nietos.

Los más grandes también esperan con alegría la llegada de estas fiestas navideñas, porque para muchos tiene un significado que da cabida a la diversión, baile, nuevos amigos, reuniones familiares y los mayores, porque para muchos, las fiestas de fin de año, van acompañadas de reuniones con familiares y amigos que hacía tiempo no se veían, porque estas fiestas sirven de actualización con los nuevos nacimientos y tristemente de los que partieron; todo esto acompañados de las comidas especiales y las bebidas que a la orden del día enmarcan las celebraciones, en cantidad suficiente y con los mejores sabores y decoraciones.

Eso es lo que llamamos las fiestas navideñas que aunque varían de país a país, todas van dirigidas a conmemorar el Nacimiento del niño Jesús o al recordatorio de lo que tuvieron que pasar sus padres, María y José, cuando tuvieron que salir huyendo por la persecución de Rey Herodes.

Si alguna vez te has preguntado si esta fecha del 25 de diciembre en la que se celebra el nacimiento del Nino Jesús, para la inmensa mayoría de Católicos y Cristianos, donde tuvo su origen, te puedo decir, que seguramente no fue en esa fecha en que nació el Nino Jesús.

Veamos lo que dicen la Biblia y los historiadores de la época: La respuesta que da la Biblia: La Biblia no revela exactamente en qué fecha nació Jesús, tal como lo muestran las siguientes obras de consulta: “Se desconoce la fecha exacta del nacimiento de Jesús. (Comentario Bíblico Moody.). “No existe evidencia histórica con autoridad referente al día o mes de nacimiento de Cristo.” (Diccionario de historia de la Iglesia.)

Entonces, ¿cuándo nació Jesús? Aunque las Escrituras no dan una respuesta explícita, muchos han llegado a la conclusión de que no fue un 25 de diciembre gracias a dos detalles que aporta el relato bíblico.

Jesús no nació en invierno. La inscripción que dispuso el gobierno. Poco antes de que Jesús naciera, César Augusto mandó “que se inscribiera toda la tierra habitada”. Como quien dice ordenó un censo de toda la tierra habitada, Todo el mundo tuvo que inscribirse en “su propia ciudad”, lo cual implicó para José y María hacer un viaje de una semana o más (Lucas 2:13).

Independientemente de la época del año, a la gente no debió agradarle tener que cumplir con dicho decreto, que quizá tenía el objetivo de fijar impuestos y reclutar hombres para el servicio militar. Pero es poco probable que Augusto hubiera querido agravar la situación obligando a sus súbditos a hacer un largo y difícil viaje en pleno invierno.

Los rebaños de ovejas. La Biblia dice que los pastores “vivían a campo raso y guardaban las vigilias de la noche sobre sus rebaños” (Lucas 2:8).

El libro La vida cotidiana en Palestina en tiempo de Jesús explica que los rebaños se quedaban al aire libre desde “la semana antes de Pascuas [a finales de marzo] y no volvían hasta mediado noviembre […]. Pasaban el invierno [resguardados] en las majadas, y ese detalle basta para probar que la fecha tradicional de Nochebuena en invierno tiene pocas probabilidades de ser exacta, puesto que el Evangelio nos dice que los pastores estaban en los campos”.

Se puede calcular la fecha en que nació Jesús haciendo una cuenta regresiva a partir de su muerte, que tuvo lugar en la primavera del 33 de nuestra era, en la Pascua: 14 de nisán (Juan 19:14-16). Jesús tenía unos 30 años cuando comenzó su ministerio, el cual duró tres años y medio. Eso significa que nació a principios de otoño del año 2 antes de nuestra era (Lucas 3:23).

¿Por qué se celebra la Navidad el 25 de diciembre? Si no hay pruebas de que Jesús haya nacido un 25 de diciembre, La Enciclopedia de la Religión Católica dice que, al parecer, los líderes de la Iglesia deseaban “suplantar las festividades paganas por otras cristianas. […] En Roma los paganos consagraban el día 25 de diciembre a celebrar […] el nacimiento del ‘Sol invencible’” durante el solsticio de invierno. Según The Encyclopedia Americana, muchos eruditos concuerdan en que esto tuvo la finalidad de hacer que el cristianismo fuera más significativo para los paganos que se convirtieron.

No importa si Jesús nació un 25 de diciembre, celebramos esa fecha conmemorando su nacimiento, lo que nos atañe es que por alguna razón, todos nos sentimos llenos de alegría, por esas fecha que nos marca el calendario y que el espíritu navideño golpea la puerta de nuestros corazones.

¡Feliz Navidad! les desea Jairo Vargas, el Director del Periódico.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »