Alabama

Niegan a mujer petición de adoptar al hijo de su esposa

Cari Searcy se considera la madre de Khaya, de 6 años de edad, en todos los aspectos importantes, pero un tribunal de apelaciones de Alabama dictaminó el viernes pasado que, legalmente, no lo es.

El Tribunal de Apelaciones Civiles de Alabama confirmó la decisión del Juez Testamentario del Condado de Mobile, Don Davis, de negar la petición de adopción de Searcy. A pesar de que ha estado con su pareja, Kim McKeand, durante 14 años – y legalmente casada con ella en California en el 2008 – el tribunal dictaminó por unanimidad que la ley de Alabama no reconoce las uniones homosexuales.

“Por supuesto, yo estaba decepcionada, pero creo que en cierta forma lo estábamos esperando”, dijo Searcy la noche del viernes. “Pero siempre se espera lo mejor”.

Searcy dijo que ella y McKeand han discutido apelar el fallo ante la Corte Suprema de Alabama o, tal vez, llevar el caso a una corte federal. Pero dijo que no ha tomado ninguna decisión.

La abogada de Searcy, Vivian Beckerle, dijo que el costo de una apelación es uno de los factores que su cliente tendrá que tener en cuenta.

Esta es la segunda vez que Searcy trata de adoptar al niño. Davis negó una petición de principios de 2006, dictaminando que la adopción no era admisible porque Searcy y McKeand no estaban casadas.

Ahora en Mobile, con licencia de matrimonio válida en mano, Searcy solicitó otra vez la adopción de Khaya.

“No estamos pidiendo que el Estado nos case legalmente”, dijo. “Sólo estoy pidiendo el derecho de adoptar legalmente a nuestro hijo para que pueda tomar decisiones médicas por él, decisiones educativas, las cosas que los padres normalmente hacen”.

La única legisladora abiertamente gay de Alabama, la representante estatal Patricia Todd, Demócrata de Birmingham, dijo que estaba decepcionada por el fallo.

“Si realmente nos preocupa el bienestar de los niños, es más importante que estén en una familia amorosa”, dijo ella. “Asimismo, se restringe la capacidad de criar al niño si sólo un padre puede tener la custodia”.

Searcy dijo que conoció a McKeand en la universidad en Texas y que decidieron trasladarse a Mobile, donde McKeand tenía un tío. Vendieron el auto de McKeand en 2000 por 1.000 dólares y se dirigieron al este.

Después de comprar una casa, dijo Searcy, decidieron formar una familia. Con la ayuda de un donante y la inseminación artificial, McKeand dio a luz a Khaya el 30 de diciembre de 2005 – cinco años después de haber llegado a City Port.
“Nos encanta estar aquí”, dijo Searcy. “Es nuestro hogar”. / Agencias.

Foto: Cari Searcy (izq.) y Kim McKeand junto a su hijo Khaya. / Agencias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »