Mundo

Niños estadounidenses también son víctimas de prostitución

Contrario a lo que se piensa, la prostitución infantil no es un problema que sólo afecta a menores extranjeros traídos a Estados Unidos. Cualquier menor estadounidense con problemas familiares, sin importar su raza o condición social y económica, puede convertirse en una víctima.

Una vez que caen en manos de los criminales sexuales, estos utilizan la violencia física, emocional y verbal a modo de chantaje para que los menores no los denuncien. La prostitución infantil puede ocurrir durante años e incluye actos degradantes, como obligar a los menores a tener sexo varias veces al día y desnudarlos para comprobar que no esconden en su cuerpo el dinero que ganaron.

Para hacerle frente al problema del tráfico sexual de menores, el FBI lanzó en 2003 la Iniciativa Nacional de la Inocencia Perdida. Desde entonces se han realizado 47 operativos en los que se han rescatado más de 2,200 menores e incautado más de tres millones de dólares. Asimismo, un total de 1,017 criminales sexuales han recibido condenas largas, incluyendo siete cadenas perpetuas.

El FBI desmantela redes nacionales de prostitución infantil, gracias a la información que obtiene de los arrestos a nivel local así como de investigaciones realizadas en Internet y en lugares como paradas de camiones, casinos y en las calles donde está presente la prostitución.

Una vez que los menores son rescatados, el FBI trabaja en conjunto con agencias sociales para ofrecerles, tanto a ellos como a sus familias, servicios de salud y asistencia de emergencia, asesoramiento y otros servicios con el fin de superar el abuso al que fueron sujetos./ Cont. Latino.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »